La frecuencia cardiaca máxima, es el número de latidos que el corazón hace en un minuto. Para que el organismo funcione perfectamente bien, es necesario que el corazón bombee la sangre a todos los órganos del cuerpo, y esto lo debe de hacer con determinada presión arterial, y con la frecuencia cardiaca. Ya que sabemos esto, es importante saber que cada latido del corazón necesita de mucha energía.

Como saber si es una frecuencia cardiaca normal

Generalmente la frecuencia cardiaca normal es de cincuenta a cien latidos por minuto, pero también debes de saber que hay algunos aspectos que alteran el estado.

  • Como los bebes cuando nacen la frecuencia cardiaca es más alta, ya que la actividad que hace su organismo es intensa, y que desde que cumple un mes de vida la frecuencia va en disminución hasta que este se convierte en una persona adulta.
  • La frecuencia cardiaca, varía en el día y en la noche y también en diferentes estímulos, ya que en el momento de medirlo tiene muchas variables.
  • Cuando se hacen alguna clase de ejercicios físico el corazón, da la respuesta muy normal de una taquicardia. Esto es cuando los latidos del corazón están a más de 100 por minuto.
  • A esto también es posible que se produzca una bradicardia, que es que su frecuencia este por dejado de los 50 latidos cada minuto.

Como poder calcular la frecuencia cardiaca máxima

La frecuencia cardiaca máxima de una persona es la que el corazón puede alcanzar, cuando se hacen un ejercicio físico ya se ha de alta intensidad, dependerá de la edad de las personas, y se podrá calcular por medio de la siguiente  formula que es, la frecuencia cardiaca máxima: 220 lpm – la edad.

Porque es importante calcular la frecuencia cardiaca.

En unos estudios realizados a personas sanas y también en algunas personas hipertensas, con insuficiencia cardiaca y con cardiopatía isquémica, se demuestra la asociación entre el riesgo de muerte y la frecuencia cardiaca. Y según los estudios se demostraron que cuanto mayor  es la frecuencia cardiaca las expectativas de vida son menores. Esta también es una de las reacciones que se les ha podido observar en algunos animales, ya que los mamíferos en que sus latidos son muy fuertes tienen menos probabilidades de vida. Por ejemplo

  • En los ratones de unos 500 a 600 latidos de corazón por minuto se pueden vivir uno a dos años.
  • El elefante y las ballena de unos 20 a 30 latidos por minutos, tienen unas esperanzas de vivir unos 60 años.
  • En el hombre, cuando sus latidos son de 70 por minuto la esperanza de vida que puede tener es de unos 70 años.

Para que podamos tener la frecuencia cardiaca normalmente, es necesario que podamos hacer actividad física regularmente, se dice que entre una a dos semanas de ejercicios aeróbicos se puede lograr una reducción de  frecuencia cardiaca. También hay algunos fármacos que ayudan y que son buenos en reducir la frecuencia cardiaca.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.