Después de unos meses en los que se come en cantidades industriales, es necesario que hagamos algo por nuestro cuerpo, es el momento de volver a la rutina de ejercicios y  volver a recuperar esa silueta que tanta falta nos hace. Sobre todo a la hora de lucir un lindo traje de baño. Lo primero que debes de hacer es comenzar paso a paso, recuerda que tu cuerpo ya perdió el ritmo de hacer ejercicios. Debes iniciar haciendo un poco de calentamiento previo, a la rutina regular a la que está acostumbrado.

Iniciar con la acostumbrada rutina de ejercicios, muchas veces no es sencillo, sobre todo cuando lo que más molesta es que después del ejercicio, llegan las agujetas. Nos hemos preguntado cómo quitarse las agujetas, porque nos afectan para continuar con el ejercicio. Para curarse de estas lesiones es necesario que tengas una alimentación adecuada, suspender por unos días el exceso de ejercicio. Esto dependerá del grado de lesión que tengas. Identifica cual es el grado de tu agujeta. Puede ser suave, moderada o muy fuerte.

Si al paso de unos días no te sientes del todo recuperado, es mejor que tomes nota de cómo quitarse las agujetas de forma rápida.

  1. Cuando estas agujetas son consideradas como suaves o de poca intensidad de dolor, es recomendable que te apliques, lienzos con agua caliente en donde está el dolor. El agua caliente ayuda a que la sangre fluya rápidamente, aliviando el dolor.
  2. Si las agujetas son moderadas; puedes aplicarte una pomada que te ayude a desinflamar, además, puedes llenar tu tina con agua tibia y aceites aromáticos.
  3. Agujetas que se consideran con mucho dolor; debes ausentarte del ejercicio, tomar antiinflamatorios, utilizar agua fría en el baño, para que se duerma la parte afectada y evitar el dolor, provocado por la agujeta.
Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.