Hoy en día las pizarras ya no tienen por qué ser las pizarras antiguas, las de color verde que se escribía con ellas con tizas, cosa que todavía ocurre en muchos colegios, institutos o incluso en las universidades. Ahora también se pueden encontrar pizarras blancas que vienen a sustituir a las otras por ser más luminosas y también porque a la hora de escribir es más fácil hacerlo. Sin embargo, en el mercado puedes encontrarte con varios tipos de pizarras blancas  y conviene que las conozcas todas para, así, saber a lo que vas a atenerte y cuál es la mejor elección para ti.

Pizarras blancas de melamina lacada

Estas pizarras son, sin duda, las más económicas que hay ahora mismo en el mercado aunque no suelen durar mucho. Si se usan a diario y durante mucho tiempo si tiempo de vida se acorta significativamente. Si se hace un uso moderado la pizarra puede valer por unos 5 años. Esto es debido a que se desgasta el lacado y los rotuladores va siendo más difícil borrarlos.

Pizarras blancas de acero lacado

Son metálicas, al menos en la superficie, lo que permite trabajar también con imanes. Si eres de las que usa a menudo las pizarras de este estilo es la más recomendable pues si vida útil está entre los 5 y los 10 años.

Pizarras blancas de acero vitrificado

Son pizarras muy buenas y que pueden durarte hasta 25 años. Están recomendadas para un uso muy diario y de varias horas y el acero vitrificado permite que dure mucho más además de ser muy fáciles de borrar.