Las teteras son artefactos que se utilizar para hervir el té o cualquier otra infusión, es decir, cualquier bebida que provenga de hojas, frutos secos, raíces, plantas, entre otros. Estas se hicieron famosas a partir de su utilización predominante en la región occidental del mundo.

Pero con el pasar de los años, las teteras han pasado por una gran cantidad de cambios que las han mejorado y optimizado de tal forma que sean capaces de realizar una gran cantidad de cosas que antes no podían cumplir.

En la actualidad, se puede ver que predomina entre las casas de familia la utilización de teteras eléctricas, dejando atrás las que estaban hechas de porcelana, debido a los increíbles beneficios que éstas pueden ofrecernos si sabemos aprovecharlas al máximo.

¿Cómo utilizar las teteras eléctricas?

Las teteras eléctricas pueden facilitarnos el proceso de hervir cualquier infusión, surgieron por primera vez en 1891, hasta que luego se creó una automática y empezaron a fabricarse de acero inoxidable, lo cual mejoraba todo el proceso por ser más resistente al calor.

Es curioso, porque las teteras eléctricas son muy fáciles de utilizar, cuando antes se tenía que tener especial cuidado al momento de querer preparar alguna infusión ya que algunos té necesitan alcanzar una temperatura específica y no pasarse, porque así saben mejor.

Sin embargo, en la actualidad las teteras eléctricas han facilitado el proceso de preparar infusiones ya que sólo se conecta al enchufe, se le indica hasta qué temperatura se quiere que hierva el agua y, al llegar a esta temperatura, se detendrá.

Cabe destacar, que cada tetera cuenta con un compartimiento en el que se colocan las hojas del té que se quiera realizar o cualquier otra infusión, y el procedimiento prácticamente se lleva a cabo solo.

Hay que tener especial cuidado con estas teteras, ya que limpiarlas no es tan fácil, sino que se debe acudir a echar en su compartimiento agua con jugo de limón o vinagre blanco para calentarlo por alrededor de 20 minutos, logrando que así se limpie de forma rápida.

Al finalizar este proceso, se debe secar con un paño. Esto suena fácil, pero realmente debe tenerse cierto cuidado ya que no podemos arriesgarnos a que se dañe, comprar otra puede ser una opción pero no es lo que se quiere principalmente. Estas teteras han revolucionado el mundo actual, tener una se ha vuelto indispensable.