Mariló Montero y Anne Igartiburu

 

Mariló Montero siempre ha sido una mujer de carácter pero desde hace un tiempo agota a los espectadores. La prepotencia y el desdén con el que trata a los colaboradores y tertulianos,  ese aire de diva aburrida por tener que realizar un trabajo que parece que no está a su altura y su cinismo inoportuno resultan insoportables. Hay que reconocerle un mérito y es lograr que la siempre sonriente Anne Igartiburu se enfade o, mejor dicho, que se enfade y no pueda disimularlo porque la angelical multipresentadora por excelencia de La 1 raramente se muestra tensa.

El caso es que Anne Igartiburu acudió como invitada a “La mañana de La 1”  junto a su compañero Roi Graba para  presentar el nuevo magacín que pretende aumentar la audiencia de las tardes. Anne y su compañero entraron felices y motivados, muy cómplices y felices ellos. Pero la buena vibración se cortó en seco a los pocos segundos. Mariló Montero comenzó a lanzar puyitas a Anne desde el principio de la entrevista. Anne intentó ser todo lo correcta que pudo, pero se apreciaba su irritación. De hecho, apretaba tanto la mandíbula que temimos que se le rompieran sus preciosos dientes de un blanco nuclear envidiable.

Mariló Montero, diva entre las divas, la periodista más seria y más profesional del mundo mundial, menospreció muy sutilmente la trayectoria profesional de Anne Igartiburu, mencionando con un tono ligeramente cínico los programas “Corazón”, “Mira quién baila” o las galas de nochevieja.  Vamos, que quiso dejar claro la diferencia entre superperiodista -supercualificada- superprofesional y presentadora-animadora-multiusos.

Lo cierto es que cuando se visualiza la entrevista se percibe claramente la mala baba de Mariló, preguntando con displicencia detalles sobre el magacín, como si estuviera entrevistando a dos becarios pánfilos y pusiera en duda las aptitudes de ambos para presentar algo “serio”. También se percibe cierto resentimiento (o tal vez envidia, porque una por muy superperiodista-supercualificada-superprofesional que sea también es humana) ya que Anne Igartiburu suele presentar programas en el codiciado prime-time. Y directamente y sin tapujos, Mariló le pregunta a Anne si solicita el horario privilegiado, alegando que lo ha visto publicado e intentando mostrar a Anne como la niña mimada de la cadena, la inepta que quiere aparecer en los horarios de máxima audiencia.  Quizá sea así. Quizá Anne Igartiburu pida programas nocturnos para llevarse los méritos de la audiencia. O quizá sean los directivos de la cadena quienes quieren a la escultural rubia conduciendo programas de noche, luciendo melena y horrorosos vestidos de fiesta.

Vale, es cierto que Anne no es precisamente la mejor presentadora del mundo y es tan angelical y tan insípida que a veces dan ganas de meterle caña para ver si reacciona (tal vez esa fue la intención de Mariló). A la empalagosa Anne le costó varios años aclimatarse al programa de corazón sin que se le trabara la lengua cuando leía lo que tenía que decir antes de dar paso a los vídeos, con esa dulce voz que incita al sueño. Y como conductora de programas de entretenimiento su único mérito consiste en sonreír exageradamente, mostrando cada músculo de la garganta cuando da paso a las actuaciones. Pero aun así, la chica merece una oportunidad. Si Belén Esteban es considerada “tertuliana”, Anne Igartiburu puede ser capaz de presentar un magacín.

Para colmo de despropósitos, después de tanta puya Mariló le pregunta a Anne si está enfadada. ¡Cómo no va a estarlo! Ante esa pregunta, habría que haber respondido a la superperiodista-supercualificada-superprofesional con otra pregunta, o mejor dicho, con varias preguntas: ¿Estás amargada hija mía?, ¿Ingieres suficiente fibra?, ¿Eres así de borde las veinticuatro horas del día?

Mariló Montero entrevistando a Anne Igartiburu

 

Autor: Sarah. Periodista y escritora, madre y trabajadora a tiempo completo, mi pasión es escribir sobre diversos temas. He colaborado en varias publicaciones online y, en cuanto a los blogs, me gusta escribir sobre aquellas temáticas que reflejan mis intereses: Ocio, espectáculos, estilo de vida, celebrities...