Interioristas, arquitectos y decoradores saben que lo último en decoración es el microcemento. Una buena forma de cambiar la imagen de una casa o de un local es utilizando este novedoso revestimiento que aporta una imagen modera y muy sofisticada a cualquier estancia.

El microcemento es un producto que se aplica como un revestimiento tanto en suelos como en paredes. Tiene la ventaja de que al ser un material pulido ofrece una gran adhesión sobre diferentes superficies, para cualquier habitación de la casa (salón, cocina, baños, piscina…),  como en grandes superficies, comercios u oficinas. Muchos de los proyectos de viviendas que aparecen en las revistas de decoración tienen las superficies revestidas con este material, ya que resulta muy atractivo a la vista porque otorga amplitud y continuidad al espacio. Según las necesidades decorativas de cada espacio de la casa o de un local se adquiere el producto con las soluciones apropiadas, ya que varía si se quiere aplicar en un interior o en un exterior.

Otra de las ventajas es que este revestimiento no necesita juntas por lo que se pueden conseguir paramentos continuos de grandes dimensiones sin interrupción. Su origen marcadamente natural, le otorga un aspecto diferenciador con una gran cantidad de texturas, relieves y colores, que puedes elegir el que más te gusta para cada ambiente creando así tus propias combinaciones consiguiendo un aspecto continuo pero de gran profundidad. Además sus diferentes acabados nos permiten obtener matices en el aspecto final. Este material es sin duda la mejor solución para darle el mejor acabado a una casa o para solucionar de forma bonita una reforma.

Autor: Revista Feminity.