¿Te has aburrido de las paredes que tienes? Es algo que suele pasar y muchas veces, porque consideramos que no sabemos pintar, o por otros motivos, al final lo dejamos estar hasta que ya no podemos más. Pero lo cierto es que no tiene por qué ser así, hay muchas cosas que puedes hacer, una de ellas, el usar una técnica para pintar paredes. ¿No conoces ninguna? Espera, que eso lo arreglamos.

Para pintar paredes lo que puedes hacer es:

– Usar una esponja. Con la esponja, humedecida en pintura que sea de otro color que le vaya a la pintura que ya tenga. Solo tienes que dar toques a la pared para que quede como impreso (como puntitos o formas abstractas).

– Usa una patata. Si, como lees, una patata con alguna forma como una luna, un sol, o varias diferentes. Ahora humedécela bien en pintura y ¡a plasmarla en la pared! Es una técnica que podrían ayudarte hasta tus hijos y así decorar una habitación de una manera más personalizada. El resultado es bastante bueno.

– Usa un cartón. ¿Qué tal rallar un poco la pared? Como si fueran líneas, con el cartón puedes crearlo aunque también podrías frotar el cartón con la brocha e ir esparciendo la pintura sobre la pared para que ésta quedara como quisiera, libremente, quizás haciendo algunas figuras o jugando un poco con mayor o menor cantidad.

Sea como sea, hay muchas técnicas para pintar paredes, solo tienes que escoger la que más te guste y ponerte manos a la obra. ¿Te animas a intentarlo?

Autor: Revista Feminity.