Y seguimos con las sopas frías y es que con estos calores es lo mejor, son nutritivas y además evitas una comida pesada que con el calor del  verano es de agradecer.

Ingredientes:

1 kilo de tomates
150 gramos de mozzarella
1/4 de litro de agua
Albahaca
Aceite
Vinagre de manzana
Sal
Pimienta

Preparación:

Lava los tomates y en agua hirviendo los escaldas y así los podrás pelar fácilmente.

Cuando ya los tienes escaldados pásalos a agua fría.

Pela los tomates y despepítalos. Trozéalos y mezcla con el agua, a continuación tritúralos para obtener una fina mezcla.

Aliña esta sopa con un poco de aceite.

Por otra parte debes triturar las hojas de albahaca (sólo las hojas sin tallo) y mézclalas con un chorrito de aceite de oliva, hasta que obtengas un aceite totalmente verde y con un intenso aroma. Corta la mozzarela a dados pequeñitos y ya casi está.

Sirve la sopa y encima de cada plato pones los dados de mozzarela y aliña con el aceite de albahaca, sal, pimienta y un poquito de vinagre.

Autor: Diane. Blogger desde 2006 es una apasionada de la cocina, aunque también le interesan los temas de New Age, Maternidad, Salud y Bienestar y Hogar.