Otra sopa fría para aguantar los calores veraniegos, la combinación de menta y sandía convierte este plato en super-refrescante.

Ingredientes:

1,5 kg. de sandía
2 ramitas de menta fresca
1 brick pequeño de nata
1 limón
Una rodaja de jengibre fresco

Preparación:

Troceamos la sandía quitándole la piel y las pepitas y reservamos unos trozos en forma de cubo para acompañar. Limpiamos las ramas de menta y las secamos. Reservamos las puntas para decorar.

En un vaso de batidora ponemos la sandía, el zumo del limón, las hojas de menta y batimos a conciencia. Le rallamos encima un poco de jengibre fresco y seguimos batiendo. Finalmente le añadimos la nata y batimos de nuevo.

Probamos y rectificamos de acidez añadiendo más limón su fuera necesario.

Autor: Diane. Blogger desde 2006 es una apasionada de la cocina, aunque también le interesan los temas de New Age, Maternidad, Salud y Bienestar y Hogar.