En la semana 38 del embarazo tu bebé ya está casi a punto de salir, así que ya podemos hablar del comienzo de la cuenta atrás para el parto.

En este momento, el bebé pesa alrededor de 2.7 kilos y mide entre 40 y 50 centímetros.

En este punto, el bebé ya puede hacer cosas con sus manitas y sus órganos ya están desarrollados y ocupando el lugar que tendrán al nacer.

Los pulmones y el cerebro ya están listos para comenzar a trabajar por sí mismos si el bebé naciera en ese momento, pero aún no es tiempo de que lo haga. Esto no quiere decir que hayan terminado de madurar, ya que aún después de nacer, seguirán madurando.

Para muchas madres, éstas dos últimas semanas se hacen eternas y es cuando muchas madres aprovechan para arreglar el cuarto del bebé y así conseguir que el tiempo pase mucho más rápido.

También es un momento del embarazo en el cual se tiene mucho mucho sueño, así que toma todas las siestas que quieras para relajarte, tu bebé ya casi está en casa y luego será más difícil.

Síntomas

En esa semana te sentirás muy cansada y las piernas se hincharán mucho. En estos últimos días, subirás algo más de peso, y se te hincharán también las manos y la cara.

Es posible que tengas muchos dolores de cabeza, pero si notaras visión borrosa o incluso dolor en el abdomen debes llamar a tu médico inmediatamente, ya que puede que tengas preclampsia.

Por lo demás, solo te queda esperar y sobre todo aprovecha con tu pareja para hablar de cómo quieres que sean las cosas y cómo puede ayudarte a sentirte más cómoda. Y deja lista la bolsa con las cosas que necesitas para poder llevar al hospital, porque puede que no tengas tiempo y debas salir con prisas.

Autor: Reme.