Una de las ideas que puedes tener es el hecho de crear un salón minimalista, bien porque lo hayas visto en otra casa o en Internet o bien porque pienses que es la moda. Es cierto que los salones minimalistas están de moda pero todo depende del propio carácter que tengas y de si te gusta conseguir un estilo elegante pero a la vez sobrio, donde no se trata de enseñar un montón de cosas sino al contrario, de utilizar los colores básicos y tener de mobiliario sólo y exclusivamente lo imprescindible.

Así para un salón minimalista hablaríamos de tener básicamente un mueble con la televisión, alguna estantería, un sitio y una mesa pequeña. En principio ya no haría falta nada más para convertirlo en un salón minimalista ya que, de lo que se trata, es de hacer es lograr lo más sencillo posible y, con los colores más básicos, es el negro, blanco, gris, algún que otro metalizado, hacer elegante el lugar.

Ten en cuenta que también se va a necesitar de un espacio luminoso y amplio ya que si es demasiado pequeño el espacio minimalista no se llega a conseguir sino que más bien consigues un efecto contrario viéndose antiestéticos como si estuviera vacío.

Los salones minimalistas tienen la dificultad debe ser salones más fríos y poco acogedores. Es como si entraras en un salón donde pensaras que no puedes tocar nada porque es demasiado caro y eso repercute en el carácter de muchas personas de tal manera que no te sientes a gusto en el lugar. De todas maneras si te has decidido a decorar tu salón como salón minimalista es porque realmente te gusta algo este estilo y puede ser que tu personalidad y carácter estén relacionados con el mismo de tal manera que seas tú quien se sienta bien en este tipo de salón.

Autor: Revista Feminity.