Si ya es especial contar con nuestras usuarios durante todo el año, cuando una mujer confía en ti para hacerla sentir más bella en el día más importante de su vida, uno no encuentra palabras que agradezcan semejante regalo. Porque el regalo lo recibimos nosotros, quienes tenemos el honor de contribuir a que la novia esboce su más amplia sonrisa.

En primer lugar nos encargaremos de brindarle el recibimiento que se merece en nuestra revista de moda intima, para que logre sentirse como en su propia casa. El maquillador, los estilistas  y el resto de colaboradores de Yntim,  nos solemos encargar de ofrecer consejos sobre “área novias” en el salón. Normalmente la persona que nos visita antes de casarse necesita un asesoramiento mas allá del cabello, a la hora de subir al altar, y por eso no interesamos por detalles como el vestuario, los complementos, el lugar de la ceremonia, o el número y el tipo de invitados al evento.

Conociendo la personalidad de la novia habremos adelantado un 30% nuestro trabajo: nos interesan muchísimo su vestido, accesorios y demás detalles para asesorar en materia de peluquería y maquillaje.

El día de la boda, cabello y rostro, tienen un objetivo común: deslumbrar, no solo al novio, sino a todos los asistentes a la ceremonia.

Si el usuario lo necesita, comenzaremos aplicando el color, recomendablemente días antes de la ceremonia, para asegurarnos de adquirir el tono deseado. Posteriormente aplicaremos un baño de proteínas, similar a una capa de barniz que llenará el cabello de brillo.

Para nutrir la melena recurriremos a nuestro tratamiento de diamantes que consigue cerrar toda aquella cutícula que esté deshidratada.

No son necesarios más rituales en el salón previos al Gran Día. Eso sí, llegada la fecha, te acompañaremos para compartir contigo las horas previas, bien en tu domicilio, bien en el hotel donde hayas pasado la noche previa, y con todo nuestro entusiasmo concluiremos el ritual empezado días atrás, con el volumen, movimiento y forma que tu cabello precise para la cita más importante de su vida….