Con el verano, uno de los problemas que pueden tener tanto hombres como mujeres es que haya una retención de líquidos, es decir, que se orine o se pierda menos cantidad de agua de la que se supone beben o han de beber, de tal forma que notas el cuerpo más pesado y un aumento de peso.

La retención de líquidos es un problema común hoy día y son muchas las personas que lo sufren. No es algo grave salvo que se continúe con la retención en el tiempo y, por tanto, se afecte a otros órganos pero sí que es molesto, bastante la verdad, y hay que ponerle remedio de varias formas. ¿Sabes cuáles son?

  • Pastillas de té verde, cola de caballo, etc. Son pastillas de hierbas que venden en el herbolario, en algunas farmacias y también en centros comerciales como Mercadona. Son pastillas que, al ser naturales, no deben dañar al organismo y se pueden tomar sin problemas una vez se sabe que son tolerables por la persona. La ingesta suele ser de 2 pastillas para desayunar, dos para almorzar y dos para cenar.

    El efecto que tienen estas pastillas es el de hacerte orinar más durante el día para vaciar esa parte del organismo y perder peso ya que ayudan a hacerlo. Eso sí, no conviene tomarlas mucho en el tiempo porque el organismo se acostumbra y entonces ya no te servirán.

  • Pastillas. Otro tipo de pastillas que puedes tomar son las pastillas para orinar que te receta un médico y, por ende, más efectivas que las de hierbas. Igual que ocurre con las anteriores, conviene no abusar de ellas y tomar, por lo general, una pastilla solo al día para orinar mucho más. El efecto es inmediato y mientras las tomas notas que orinas más. Además, controla la tensión para que no esté subida. El inconveniente que puedes tener es que te den mareos porque te baje demasiado la tensión.

  • La alimentación también te puede ayudar a eliminar líquidos. Por ejemplo puedes probar con la piña, una fruta que apetece mucho por la mañana fresquita y que te hará orinar más. O las alcachofas que son diuréticas y con las cuales vas a tener un gran alimento y una gran ayuda para eliminar toxinas y orina.

Si piensas que sufres de retención de líquidos lo mejor es cerciorarte de ello. Para eso, nada más claro que recoger la orina de 24 horas y apuntar lo que bebes durante ese día para ver si bebes y orinas lo mismo o casi lo mismo (porque una parte de agua se queda dentro y otra parte sale mediante el sudor).

Para después ver que funcionan no estaría mal que también controlaras la orina al tomar las pastillas para saber si te funcionan o no y, en caso contrario, preguntarle a tu médico de cabecera porque podría ser que tengas un problema en el cuerpo que está desarrollándose y es uno de los síntomas.