No hay cosa tan hermosa como tener persianas en casa, se ven lindas y le dan un toque elegante a las ventanas a la vez que pueden colaborar con la privacidad sin alejar la luz y el aire; pero que problema es que una se averíe y no encontrar fácilmente a alguien que pueda repararlas; ahora vas a encontrar a la persona indicada en el espejo cuando te ocurra, porque te vamos a enseñar  cómo reparar una persiana sin ayuda de nadie más.

Lo primero que se debe de hacer para arreglar las persianas averiadas es sacarlas de donde están montadas y de preferencia limpiarlas bien antes de volverlas a poner; para revisar si el eje está nivelado y si lo está, entonces asegurarnos de poner los soportes nuevos en el lugar exacto donde están los actuales; de no ser así, debemos colocarlos de forma tal que quede nivelado el eje.

Luego con destornilladores debes de sacar la cinta de la pared, desmontando primero el recogedor y luego suelta la cinta completa del rodillo, para poder cambiarla también y hasta hacer esto, podrás sacar el eje de su lugar. Sustituye ahora sin el eje dentro, los soportes, de preferencia con unos que tengan rodillos, para que el eje tenga menos fricción.

Ahora debes montar la persiana, recuerda que la forma de montarla depende de si el cajón es interno o externo; recuerda al finalizar este proceso, que debes de dejar don cintas en los extremos de las persianas, para atornillarlas luego al eje. Antes de poner la cinta nueva al eje, asegúrate de que el eje gire correctamente primero y si lo hace, entonces pon la nueva cinta.

Es bueno que también cambies el pasa cinta, para que no dañe la cinta nueva; cuando todo esté puesto, sube y baja las persianas y si todo está en orden, entonces coloca el recogedor y listo, ya sabes cómo reparar una persiana y los has hecho incluso.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.