#76 - Mannequin Artist

Estamos entrando en la temporada de Virgo, amigas, y eso es también sinónimo de que las vacaciones llegan a su fin… El verano está tocando sus últimos acordes y tarde o temprano tendremos que hacer frente a la realidad y dar la bienvenida a la rutina con más o menos agrado.

Como el cosmos es muy sabio, se avecinan también aspectos que nos harán mucho más fácil el tránsito. Al Sol en Virgo, se le une el planeta Mercurio el día 23 de agosto. Para que te hagas una idea de lo que esto significa, lo primero que tienes que tener en cuenta es que Mercurio es el regente de Virgo; cuando los combinamos obtenemos una mezcla muy armoniosa. Mercurio rige nuestra mente, el intelecto, las comunicaciones y nuestro entorno más cercano. Virgo es detallista, ordenado, pulcro, inteligente y minucioso…  ¿Lo vas pillando? Con Mercurio en el signo de Virgo lo tendremos más fácil para organizarnos bien, ser eficientes y evitar el síndrome post vacacional. Tenemos más energía para poner orden en nuestros asuntos y pillamos el retorno al trabajo con muchas más ganas. Virgo es responsable y adora hacer las cosas bien (de hecho, no se perdona el más mínimo error) Es  un perfeccionista nato y piensa que sus responsabilidades le honran. La vuelta a la rutina para ellos no es una tortura, sino el fluir natural del ciclo anual.

Para que te resulte todo mucho más sencillo, nada mejor que tomar ejemplo de los nativos de Virgo siguiendo estos consejos:

1) Planifica: Lo mejor para ordenar el caos es empezar a hacerlo en tu mente. Si durante el verano se te han acumulado muchas tareas en el trabajo, coge lápiz y papel y anótalas. No empieces por orden cronológico. Es necesario que sepas priorizar. Clasifícalas por nivel de urgencia y deja lo menos importante para el final. Esto también aplica para tu buzón de correo electrónico. Al abrir los e mails, fíjate en cuáles parecen más urgentes y responde primero a esos.

2) Prepara el nido: Seguramente tu casa también necesite un repaso. No lo demores. El ambiente en el que nos desenvolvemos está muy relacionado con nuestro bienestar. Un día para limpieza general y otro día para reorganizar el armario… Pronto las noches serán más frías y querrás recuperar aquella cazadora de ante que no recuerdas dónde guardaste.

3) Dieta detox: Eres lo que comes… y además lo sabes. Ya no vale seguir nutriéndose a base de horchatas, helados, sangrías y calamares rebozados. Una semana de dieta detox (nada de fritos, grasas ni excesos de azúcar) te ayudará a sentirte físicamente mucho mejor y recuperarás las fuerzas que necesitas para hacer frente a la vuelta.

4) Mirar hacia delante: De nada sirve que te empeñes en seguir soñando con los atardeceres en la playa y los músculos morenos de aquel Adonis de la toalla de al lado. Sí, era bonito, pero se acabó. Y la melancolía no te va a llevar a ningún lado. Empieza a mirar hacia delante… planifica un finde fuera, piensa una idea para una escapada un puente o anímate mirando escaparates y revistas y fichando adquisiciones geniales para la próxima temporada de Otoño / Invierno. ¿Aún no sabes lo que se lleva? Pues ya estás tardando…

Foto: John O´Nolan

Autor: LunaD. Redactora y blogger especializada en Astrología. Los movimientos del cosmos explicados de manera amena y sencilla para que puedas aprovecharlos a tu favor en tu vida diaria