No importa que sea verano o invierno para que nos duela la garganta, en invierno por el frío y en verano por los aíres acondicionados. El caso, es que a veces la mejor medicina son los remedios caseros para poner fin al dolor y que los productos químicos no invadan el cuerpo.

Os proponemos una serie de remedios caseros para el dolor de garganta como es el té de jengibre. A muchos no les gusta el sabor picante de esta planta pero es de los mejores y más efectivos. Este té se prepara hirviendo agua con un poco de jengibre rallado, le puedes añadir miel sino te gusta el sabor y disfrutar de este maravilloso té.

Otra de medicinas caseras y más efectivas aunque muchos no lo saben es el tomillo, esta planta que la consideran sólo aromática en verdad es uno de los antinflamatorios más asombroso y que baja la inflamación de los ganglios, garganta y demás. El tomillo se puede tomar también a modo de té y el funcionamiento es el mismo que el té de jengibre, hay que dejar hervir el agua con el tomillo, puedes bebértelo o hacer gárgaras.

Remedios caseros para el dolor de garganta 3

Un té muy sabroso que se toma aunque no se tenga dolor de garganta, simplemente para suavizar o aclarar la voz es el té de miel y limón. Este seguramente os gustará más ya que está más dulce. Simplemente debes coger una taza de agua hirviendo, añadir dos cucharadas de miel y un poco de jugo de limón.

A estas medicinas que la naturaleza nos proporciona puedes complementarlas con unas gárgaras por las noches antes de ir a dormir de bicarbonato y sal. La mezcla sería la siguiente, media cucharadita de sal y media de bicarbonato en media taza de agua.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.