Son muchas las personas que con el paso del tiempo ven que sus dientes cobran un color más amarillento debido al consumo del tabaco, a bebidas como el café, el vino o el limón, al envejecimiento, a tomar medicamentos… la lista de causantes es muy larga incluso hay enfermedades infantiles como la tosferina o el sarampión que pueden causar manchas en los dientes.

En este artículo os damos algunos remedios caseros para blanquear los dientes sin necesidad de ir a una clínica dental. Siempre es importante tener una higiene bucodental regular, cepillando los dientes después de cada comida para evitar que los dientes se amarilleen y sufrir otras enfermedades causadas por las bacterias que se acumulan en la boca. También es importante mientras se realiza el blanqueamiento cambiar los hábitos y dejar de tomar las bebidas que hemos indicado anteriormente.

Uno de los remedios para blanquear los dientes más popular es lavarse los dientes con bicarbonato de sodio. Este remedio es útil a corto plazo y se puede emplear como máximo una semana porque su uso prolongado puede dañar el esmalte de los dientes.

Otro remedio utilizado por los famosos es frotarse los dientes con la pulpa de una fresa. La fresa contiene ácido salicílco que ayuda a combatir el sarro y blanquea las manchas de los dientes. Los resultados de este ácido son rápidos y se puede notar el blanqueamiento en una sola semana. Catherine Zeta Jones ya ha dicho que utiliza este método.

Otro remedio casero muy económico es utilizar la cáscara de un banano. Tras el cepillado hay que frotar la parte de dentro de la cáscara sobre los dientes al menos durante dos minutos. Este remedio sí que se puede repetir cada día hasta obtener el tono de blanco deseado.

Autor: Raquel.