Con aros, sin tirantes, push up… ¡Hay tantas posibilidades! No es nada casual que haya tantos tipos diferentes de sujetador. Las diferentes opciones se adaptan al cuerpo de cada mujer o a sus necesidades “de estilismo”. Con vocación educativa, dedicamos este post a desentrañar qué, cómo y cuándo del sinfín de sujetadores distintos. ¡Toma nota!

Subir una talla en un pecho pequeño o tener una talla grande bajo control. En la imagen, un conjunto con sujetador “capacidad” para las mujeres con curvas.

Efectos especiales: ¡Ah! Pocas mujeres están satisfechas con su talla. Las chicas con menos curvas echan en falta la sensualidad de los escotes generosos. Mientras que las que tienen mucho pecho querrían disfrutar de la libertad y elegancia los volúmenes más discretos. Pero, ¡para unas y otras hay soluciones! Si quieres mostrar un busto despampanante, sin pasar por el quirófano, opta por los sujetadores push up. Con estas pequeñas obras de ingenirería podrás subir una talla casi por arte de magia. Por su parte, las chicas que necesitan un extra de soporte tienen a su disposición los modelos capacidad, que les aportará un plus de control a su busto, gracias a los tirantes más anchos y corte más completo.

Sujetador sin aro y con corte de triángulo. Una opción para las chicas con poco pecho o en días en que buscamos ante todo, la comodidad.

A diario: pero no siempre estamos pendientes de lucir nuestros modelitos, ¿verdad? En ocasiones buscamos la comodidad por encima de todo. Por ejemplo, cuando realizamos actividades físicas. Para evitar aros y corchetes que se clavan pero tener nuestro pecho bajo control y a prueba de movimientos brucos, busca un sujetador deportivo. Su ausencia de aros y sus tirantes anchos regulables con velcro para mayor comodidad darán la sujección necesaria sin sin las molestias de un sujetador tradicional. Quizá no practiques kick boxing pero tú día a día sea una auténtica aventura que precisa máxima comodidad. Si es así, en tus jornadas más activas puedes optar por losmodelos sin aro y corte triángulo, con o sin foam, muy conveniente para las que tienen poco pecho.

Conjunto con sujetador sin tirantes, ideal para vestidos escotados o “palabra de honor”.

En ocasiones especiales: ¿ropa escotada? ¿palabra de honor? ¿halter? Llevar los vestidos más bonitos de esta temporada, no es impedimento para llevar un sujetador adecuado. De hecho, elegir el sostén acorde al patrón de la pieza de ropa hará que ésta te favorezca más. Si optas por los vestidos y monos “palabra de honor”, tan de moda en las últimas temporadas, tienes a tu disposición un sinfín de sujetadores sin tirantes. ¡Y sin riesgo! Con aro y foam darán forma a tu pecho, pero además el borde siliconado consigue que no se mueva. La solución a los escotes halter o que dejan ver gran parte de la espalda o los hombros son los sujetadores con tirantes multiposiciones, que pueden colocarse de la forma clásica, cruzados a la espalda o abrochados en la nuca, despejando los hombros. Esta opción está disponible en muchas tiendas online de lencería en un gran número de sus modelos. Para lucir escotes generosos, nada mejor que el corte balconette, más amplio que el de los sostenes convencionales, además sirve para realzar el pecho.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.