A Woody Allen le gusta tener mujeres al otro lado de la cámara. Y no a cualquier mujer, si no grandes actrices que además destacan por su belleza.

Muchas de sus personajes se han llevado el Óscar, lo hizo Diane Keaton con Annie Hall, Dianne Wiest, Mira Sorvino y más recientemente Penélope Cruz. Y aunque no hayan ganado este premio, otras tantas actrices guapas han triunfado junto a Woody, como Scarlett Johansson que ya ha protagonizado varias películas o Cate Blanchett, protagonista de la reciente Blue Jasmine.

La historia de Woody con las mujeres va más allá de sus musas, parece que todo lo que rodea su carrera cinematográfica lleva nombre de mujer. Ya que sus películas también lo hacen. Lily la Tigresa, Annie Hall, Hannah y sus hermanas, Alice, Poderosa Afrodita, Melinda y Melinda, El sueño de Cassandra, Vicky Cristina Barcelona o Blue Jasmine son suficientes títulos para demostrar que al director le gusta titular sus films con nombres femeninos.

Sin olvidarnos tampoco de la película de 1988 llamada Otra Mujer. Deja claro en todas las películas que sus temas favoritos son el psicoanálisis, el judaísmo, el jazz, la muerte, el sexo y las relaciones. Pero también las mujeres destacan especialmente en sus guiones. Una mítica frase de Woody es “En mi casa mando yo; mi mujer simplemente toma las decisiones”. ¿Tendrá también en cuenta para tomar decisiones a las féminas de sus películas?