Hay algunos aspectos que afectan y regulan las diversas reacciones emocionales trás una ruptura. El que se dé una reacción u otra, o que ésta tenga una mayor o menor intensidad o duración tiene una relación directa con los siguientes factores:

Tipo de separación

No todas las separaciones se llevan a cabo de la misma manera por lo que las reacciones que suscitan varían en la misma proporción. Hay separaciones de mutuo acuerdo. En estos casos suele haber un periodo previo de discusiones. Éstas son las mejores, las más maduras, puesto que ambos se han percatado de los problemas, tienen responsabilidad y culpa y evitan la lucha. Las consecuencias, por tanto, son menores, tanto en intensidad como en duración.

Otros se separan de forma repentina y sin motivo aparente por lo que la pareja suele reaccionar incrédulamente. Aunque hay que diferenciar la pareja que apenas avisa de la que, tras un período de discusiones, una de las partes decide separarse y la pareja reacciona sorprendida pero porque ha negado la evidencia de los problemas que existían.

Ser el que abandona o ser el abandonado

Las separaciones que no son decididas mutuamente, el componente de la pareja que es abandonado, reacciona de diferente forma al que abandona. El primero suele negarlo y su reacción suele ser de incredulidad, odio y rabia, aunque termina por aceptarlo. Mientras que la persona que abandona suele verse como el responsable y el culpable, algo que se suele agravar debido al chantaje emocional del otro, que se puede dar consciente o inconscientemente.

Terceras personas
El que la separación se deba a la existencia de una tercera persona, suele ser algo que determina la reacción emocional. Resultando mucho más afectada la persona que es abandonada que la que abandona, aunque esta última no va a verse exenta de reacciones sentimentales.

Calidad de relación con el ex
La reacción varia si la relación de ambos componentes es opuesta, es decir, si se consideran enemigos y se emprenden acciones legales. Entonces las reacciones más usuales son ataques de ira e intentos de desprestigiar al otro componente.

Por otro lado, si la separación se da de una manera amistosa, habrá colaboración para resolver las cuestiones concernientes a la separación y todo será más agradable.

Recursos personales
Este aspecto se refiere a nuestra forma de ser, a nuestro lugar en la sociedad, la propia historia y las experiencias pasadas. Todo dependerá de la capacidad personal para controlar los pensamientos destructivos.

Algo muy importante, a parte de los recursos personales, es el apoyo que se reciba de la familia y los amigos más cercanos, lo cual también ayudará a superarlo.

Duración de la pareja
Este factor es muy importante ya que no se reacciona de la misma manera tras una relación larga que tras una corta. En lo referente a los matrimonios parece ser que si la separación se produce en los dos primeros años del mismo, las consecuencias son menos dolorosas. Esto parece debido a que es reciente la forma de actuar de solteros y no resulta difícil retomar dicha vida. Pese a lo cual el hecho de haber estado unidos durante mucho tiempo no implica reacciones más negativas.

Duración del duelo
Este elemento se refiere al tiempo que va a durar el proceso de separación siendo más perjudicial cuanto más largo sea, sobre todo para los niños, en caso de que se tengan. Las repercusiones psicológicas tras una separación larga son más graves; en lo referente a los niños, conviene que sean lo más cortas posibles y si se produzcan antes del primer año mejor.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.