Escribir “dixlesia” como está escrito en nuestro titular sería uno de los errores frecuentes en las personas que sufren dislexia. Las personas disléxicas tiene problemas para aprender a leer de forma fluida, esto no significa que sean más o menos inteligentes, si no que la lectura les cuesta mucho y tienen muchos errores. Algunos de ellos son:

  • Saltar las líneas del texto mientras leen
  • Vacilaren las letras y palabras
  • Rectificar una palabra ya leída
  • Unir y separar palabras de forma equivocada
  • Añadir sílabas y letras mientras leen
  • Cambiar el orden las letras y sílabas
  • Leer una letra por otra
  • Olvidar leer una sílaba o letra

Además de todo esto, cuando consiguen leer bien muchas veces no comprenden lo que han leído. Todo ello les impide aprender en el colegio a la misma velocidad que sus compañeros y es el causante de fracasos escolares. En este tipo de casos motivar es muy importante porque repercute en el desarrollo emocional del niño y en el de toda la familia. Con las investigaciones y avances que hay en la actualidad no se ha conseguido saber qué es lo que causa la dislexia. Se sabe que es un déficit fonológico y que puede ser el resultado de un proceso de índole neurobiológico con una base genética. También se asocia a otros trastornos como:

  • Trastorno de la coordinación
  • Discalculia (dificultad para procesar los números, la resolución de problemas y el cálculo aritmético)
  • Disortografía (errores en la escritura que afectan a la palabra)
  • Disgrafía (escritura defectuosa)
  • Hiperactividad

Una de los impedimentos de la dislexia es que dura toda la vida, por lo que es fundamental comenzar por unos aprendizajes básicos que ayuden a la persona a tener los conocimientos principales. Es importante que todas las personas que intervengan en el proceso de aprendizaje del niño, desde el profesor hasta las personas que le ayuden a hacer los deberes, sepan que se trata de una persona con dislexia. Es importante no forzar a estos niños que hacen un esfuerzo muy superior a las personas normales para aprender.

En sus primeras etapas de aprendizaje es importante que realicen un entrenamiento intensivo porque es el momento en el que tienen gran plasticidad cerebral y pueden aprender más rápido. Así que es el momento idóneo para que adquieran una conciencia fonológica, es decir, que sepan la correspondencia entre los sonidos y las letras. A finales de la etapa primaria la plasticidad cerebral es menor, entonces se intenta buscar metodologías de aprendizaje alternativas para que consigan adquirir los conocimientos que necesitan. Lo recomendable es acudir a un centro especializado en dislexia para que ofrezcan las pautas oportunas en cada caso.