Es un golpe, o una rotura de alguna arteria dentro de la placenta, la cual produce un sangramiento interior en el que se forman coágulos de sangre, poniendo en riesgo la vida del embrión, depende de la proporción del mismo, este provoca una presión dentro del útero, haciendo que no le llegue suficiente sangre al feto, provocando un desprendimiento de la placenta, dependiendo de la gravedad, provocar que no le llegue suficiente nutrientes al feto, falta de sangre y oxigeno por la presión que este hematoma hace al útero.

Causas que podrían provocar el hematoma retrocorial

Diabetes antes del embarazo, hipertensión, alteraciones hematológicas, enfermedades autoinmunes, o muy rara vez por algún golpe en el vientre durante el embarazo.

Los hematomas retrocoriales son, pequeños o grandes charcos de sangre en forma de luna o más alargados, entre las membranas fetales, la pared uterina, y el tejido coriónico, en el interior del endometrio.

La mujer embarazada notara en algunos casos sangrado abundante o poco y dolor rara vez, debe de ir inmediatamente al médico, para que este evalué y agá un diagnóstico, se realizará una ecografía más precisa como en 3D para ver el hematoma y su tamaño, en algunos casos la mejer no sangra y estos hematomas podían desaparecer, en los casos donde hay abundante sangrado el medico receta reposo absoluto, en algunos casos no tener relaciones sexuales, y también progesterona, todo para evitar un aborto.

Riesgos para madre y bebé

Los hematomas retrocorial, ponen en riesgo la vida de la madre como la del bebe, hay que tomara las medidas de precaución recomendadas por el médico, para que el feto no sufra y se desarrollé en su totalidad, en algunos casos estos hematomas son vencidos por el feto, como el caso de una mujer que estaba embarazada de gemelos, comenzando el segundo trimestre de su embarazo, fue diagnosticada con varios hematomas retrocorial, no le daban muchas posibilidades de vida para los fetos, dejándole revisiones cada semana, ella no sangraba al principio, haciendo que los fetos estuvieran bajo mucha presión de los coágulos de sangre, al pasar de los días comenzó a tener enormes hemorragias, haciendo que ella pensara que avía sufrido un aborto, para su fortuna los bebés estaban bien la presión iba bajando ya que la sangre estaba saliendo del útero, todo iba mejorando con reposo absoluto y siguiendo las indicaciones, hasta que los hematomas desaparecieron haciendo que el embarazo siguiera con normalidad.

Búsquedas relacionadas: