Los casos de infertilidad es uno de los mayores problemas que las parejas que quieren tener hijos y que tienen problemas para hacerlo de la forma natural. En las clínicas de inseminación artificial suelen tratar este problema que, a veces, no es tal problema, solo el estrés de querer un hijo y que éste no venga. Aun así, hoy en día se considera infertilidad los siguientes casos:

–    Cuando no se han concebido hijos después de estar, como término medio más de 12 meses con relaciones sexuales de forma periódica sin que medie protección.

–    No poder llevar un embarazo a buen término. Las causas de infertilidad que se suelen dar son muy diversas y depende mucho de cada pareja pues hay algunas que pueden tener varias y otras que es simplemente cuestión de suerte. Aun así, no está de más conocerlas y éstas son:

–    Diabetes, problemas del tiroides, enfermedades de los riñones.

–    Problemas hepáticos.

–    Factores psicológicos

–    Factores ováricos (problemas en el aparato reproductor masculino o femenino que imposibilitan un embarazo). En este caso, si se utiliza el esperma de un donante, es el aparato reproductor femenino el que debería tener el problema.

–    Tabaco o la exposición a radiaciones que hacen imposible una fecundación (ya sea natural o artificial). Por supuesto, siempre hay que hacer pruebas para valorar cada caso y determinar si una persona es o no infértil.

Actualmente la infertilidad afecta cada vez a más personas de ahí que muchos acaben recurriendo a clínicas para conseguir el ansiado embarazo (y muchas veces es debido al estrés y la calidad de vida que se lleva hoy día).

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.