Una de las bebidas que aporta mayores beneficios para la salud y el bienestar es el té verde. Entre las propiedades más famosas del té verde está la de ser un gran antioxidate, que ayuda a que la piel se vea bonita, a bajar de peso e incluso es bueno para la dentadura.

El té verde más allá de tener buen sabor tienen una serie de aportes muy buenos para la salud, por eso cada vez son más los que toman té verde en su día a día. A continuación os detallamos algunas de las propiedades del té verde para que las conozcáis más a fondo:

  • El té verde cuenta con una baja dosis de cafeína, que aporta capacidades estimulantes, ayuda en el trabajo mental y en la concentración.
  • Esta bebida también es beneficiosa a la hora de perder peso, puesto que los expertos dicen que ayuda a eliminar la acumulación de grasa en el hígado.
  • El té verde tiene un gran contenido de antioxidantes y se cree que puede ser “anticancerígeno”, por ejemplo atribuyen a esta bebida la baja tasa de cáncer en Asia. También se trata de una bebida beneficiosa para la próstata y la prevención de varios tipos de cáncer.
  • El té verde tienen un alto contenido en isoflavonas y catequinas lo que supone un perfecto aliado para prevenir el envejecimiento, evitar el endurecimiento de las paredes arteriales, ayudar a la circulación, entre muchas cosas más.
  • El té verde ayuda a estimular la inmunidad gracias a las catequinas EGCG y sus propiedades antioxidantes.
  • El té verde también tiene propiedades anti inflamatorias y asépticas que ayudan en las enfermedades de la piel, como son la psoriasis o el acné que mejoran mucho con sus propiedades.
  • El té también es bueno para la prevención de la caries, en Asia se ha estudiado que quienes beben normalmente esta bebida tienen la dentadura mejor que quienes no la beben.

Puedes tomar el té o aplicártelo de diferentes formas: en infusión que es la forma más sana y natural, en cápsulas para objetivos terapéuticos, en aceite como cosmético o en polvo para incorporarlo a las recetas.

beneficios-te-verde

Autor: Amparo.