Propiedades de los distintos tipos de té

 

Té verde, té rojo, té negro, té azul, té blanco y té amarillo contienen múltiples y variadas propiedades, algunas de las cuales comparten, pero también nos gusta saber las propiedades de los distintos tipos de té, su nivel de teína, sus beneficios más o menos intensos para distintos problemas, etc.

Elegir un tipo otro depende de nuestras prioridades y de las propiedades añadidas de cada té, beneficios ya conocidos o que se van descubriendo recientemente. Lo cierto es que el consumo de estos tipos de té ha aumentado en occidente por sus beneficios para nuestra salud, aunque de nada sirven si no lo acompañamos con hábitos saludables. Por otra parte, los distintos tipos de té tienen también sus contraindicaciones, de modo que debemos consumirlos con moderación. 

Todas las variedades de té provienen de la Camellia Sinensis -o árbol del té-. Lo que diferencia a cada té es su grado de fermentación y ello, a su vez, influye en la cantidad de cafeína -o teína- y a los antioxidantes que contenga. Además, aunque todos ellos tengan beneficios comunes, las propiedades de los distintos tipos de té se deben no sólo a los antioxidantes, sino a su contenido en minerales. Por ejemplo, el té verde no se deja fermentar y, al igual que el té blanco, simplemente se recoge y deja secar, por lo que  ambos mantiene un alto contenido en antioxidantes.

Cantidad de teína en los distintos tipos de té:

Del té con contenido más bajo al más alto, esta es la lista, teniendo en cuenta que el Rooibos no es un té, sino más bien una infusión. Sus propiedades figuran al final, después de los distintos tipos de té.

  • Té blanco.
  • Té verde.
  • Té amarillo.
  • Té azul.
  • Té negro.
  • Té rojo.

Propiedades de los distintos tipos de té

Propiedades del té blanco: Por sus  taninos y su gran cantidad de catequinas, es un excelente antioxidante. Fue calificado como “El té de la belleza”, ya que protege la  elastina y colágeno de la piel, evitando así el envejecimiento o los signos de envejecimiento. Su elevada cantidad de antioxidantes reduce los niveles de colesterol y el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Además, ayuda a perder grasas, disminuye el estrés y ansiedad y no contiene tanta cafeína como otros tipos de té.

Propiedades del té verde: Es el más popular e incluso se fabrican productos de cosmética con sus extractos. El té verde es un potente antioxidante, por su alto contenido en catequinas, por lo que  previene enfermedades circulatorias y es anticancerígeno, Son conocidas sus propiedades para quemar grasas y eliminar líquidos, por lo que ayuda a bajar de peso. Pero esa no es su única propiedad: El té verde es bueno para dientes y encías, posee propiedades antibióticas e, incluso se han realizado estudios que demuestran que también previene la enfermedad de Parkinson y el glaucoma.

Propiedades del té amarillo: Comparte los beneficios de otros tipos de té porque está a medio camino entre el té verde y el té blanco. Es antioxidante, ayuda a la concentración, por lo que es perfecto para estudiantes o para desarrollar trabajos intelectuales. Posee propiedades diuréticas, es digestivo y, además, por su contenido en flúor ayuda a combatir la caries.

Propiedades del té azul Oolang: Ha alcanzado una gran popularidad en los últimos años, ya que se dice que contiene una gran cantidad de antioxidantes El motivo es que se se trata de un té vede semi-fermentado y se dice que reúne las propiedades del de té verde y el  té rojo  lo que le convierte en un aliado contra el envejecimiento, previene el cáncer y enfermedades cardiovasculares, controlando los niveles de colesterol y glucosa y reduciendo la presión arterial. Además, aumenta las defensas.

Propiedades del té negro: Es estimulante, diurético, ayuda a combatir diarrea y gastritis porque es muy astringente. Además tiene efectos saciantes y, al igual que otros tés, es antioxidante y previene enfermedades cardiovasculares, por su contenido en catequinas.

Propiedades del té rojo o Pu-Erh-: El té rojo es también conocido por sus propiedades para ayudar en la pérdida de peso, de hecho se le conocía como “el té quemagrasas”.  Es también diurético, mejora el estado de ánimo en situaciones depresivas leves y favorece la digestión, especialmente cuando ingerimos comidas muy pesadas. Otra de sus virtudes reside en sus propiedades desintoxicantes, para ayudar a eliminar toxinas y, cómo no, también es un excelente antioxidante, aumentando las defensas.

Propiedades del té Rooibos o té rojo sudafricano: Este no es en realidad un té, ya que no proviene de la Camellia Sinensis, sino de un arbusto sudafricano llamado Aspalathus Linearis . Se trata, en realidad, de una infusión que comparte muchas de las propiedades del té rojo y que ha adquirido gran popularidad, ya que no contiene cafeína, por lo que es idóneo para personas hipertensos. Entre los beneficios del té Rooibos destacan sus propiedades digestivas para mejorar y evitar problemas gastrointestinales. Sus antioxidantes previenen ciertas enfermedades y los signos del envejecimiento. Contiene minerales tan esenciales como el magnesio, potasio, calcio, hierro y zinc, por lo que es beneficioso para problemas musculares, óseos y trastornos nerviosos, además de mejorar los estados depresivos. Otro de sus beneficios es que es bueno para la dentadura, por su contenido en flúor.

Fuentes: Innatia, Wikipedia, Web Consultas

Búsquedas relacionadas:

Autor: Diane. Blogger desde 2006 es una apasionada de la cocina, aunque también le interesan los temas de New Age, Maternidad, Salud y Bienestar y Hogar.