He tardado unos meses en probar la línea Hydra Vegetal de Yves Rocher y lo cierto es que me alegro. Será porque ha llegado el calor y porque, como sabes, las necesidades de la piel y la absorción de los tratamientos varía en función de las condiciones climáticas y, por supuesto, de nuestro tipo de piel.

Curiosamente, la época perfecta para las cremas en textura gel debería ser el invierno, por la sequedad causada por el frío pero mi piel no la absorbe correctamente y a veces se forma una capa que puedo eliminar con masajes, como si me estuviera aplicando un exfoliante… ¡Misterios de cada piel!

Por ello, nunca suelo optar por cremas con esa textura…  Y cuando creía que ya nada podía sorprenderme, después de probar la línea Yves Rocher Elixir 7.9, tanto el Gel Limpiador frescor Hydra Vegatal como la Crema Hidratante Hydra Vegetal, se merecen un aplauso.

Quizá penséis que mis alabanzas son un “agradecimiento”, pero os aseguro que cuando un producto que no me gusta, me limito a considerarlo, incluyéndolo en listas de productos a recomendar (porque cada piel es distinta y puede que otras personas obtengan buenos resultados) o, simplemente, no lo comento. De hecho, la prueba es este blog… ¡Fíjate en la cantidad de entradas!

Comencemos por la descripción de la línea Hydra Vegetal: Su fórmula se compone de una extracción de savias vegetales de Arce y Ágave orgánica, betaína y agua de hamamelis bio.

El Gel Limpiador elimina toda la suciedad visible e invisible. Incluso sin haberme maquillado, me he pasado el disco con el gel y todavía arrancaba suciedad, fundamentalmente restos de maquillaje que no se eliminaron y ese rastro oscuro causado por la contaminación de la ciudad.

La crema Hidratante, es el siguiente paso.

Búsquedas relacionadas:

Autor: Mar RV. Content Manager, blogger y webmaster desde el año 2005, he creado, gestionado y redactado artículos en diversos blogs de distintas temáticas, compatibilizándolo con diversas áreas o especialidades del Marketing Online: Content Marketing, Social Media Marketing o Analítica Web, por citar algunos ejemplos, aunque lo cierto es que he trabajado prácticamente en casi todas las áreas del Marketing Online y en casi todo lo referente a la gestión web: Redactando, analizando, diseñando o dirigiendo el contenido.