El párpado inflamado es un problema común que suele afectar a todo el mundo en algún momento de su vida, aunque las causas que lo originan son muy diferentes entre sí.

Algunas de las causas, las más comunes, hay que buscarlas en el cansancio, en las alergias, en una irritación por contacto o por falta de sueño. Estas causas se pueden dividir principalmente en dos tipos: causas que requieren de atención médica (alergias, reacciones, irritaciones…) y causas que no requieren atención médica (falta de sueño, acumulación leve de líquidos…)

En el primero de los casos el término más correcto sería hinchazón mientras que se habla de inflamación para referirse a estos problemas leves que no precisan de tratamiento médico. Por eso, en este artículo vamos a referirnos tan solo a los problemas de inflamación desde este punto de vista, el cual supone más bien un problema estético.

¿Cómo se puede aliviar la inflamación de los párpados?

Para aliviar la inflamación de los párpados podemos tomar medidas de varios tipos:

Higiénicas

A veces, los ojos se inflaman porque se acumula grasa en la base de las pestañas que hacen que los párpados piquen. Al frotarlos, esta piel tan delicada acaba por inflamarse. Para evitarlo hay que lavar los párpados con un champú especial para niños, de esos que no pican en los ojos. Toda la grasa se retirará de manera segura sin causar escozores.

Las lentillas también son causa de inflamación por irritación. Y a menudo es así porque abusamos del número de horas que las llevamos puestas o porque no las desinfectamos correctamente antes del uso.

Remedios naturales

Existen remedios naturales que ayudan a descongestionar los ojos. La manzanilla se ha utilizado de manera tradicional para esto. Una de las mejores formas de usarla es en compresas. La propia bolsita de la manzanilla puede usarse, ligeramente escurrida, para aplicar sobre los ojos y dejar que actúe durante diez o quince minutos.

El frío también es muy bueno para la congestión de los párpados. Los antifaces de gel frío que se meten en el congelador ayudan mucho a esta labor. También el pepino, usando dos rodajas muy frías, contribuye no solo a bajar la inflamación, sino también a aliviar el cansancio.

¿Cómo maquillar un párpado inflamado?

Si tienes el párpado inflamado debido al cansancio y quieres disimularlo puedes recurrir al maquillaje. Pero siempre debes de tener en cuenta que al final del día debes de limpiar bien los ojos con un producto específico para evitar que la piel quede con restos no solo de los productos, sino también de la polución y del polvo de todo el día.

Para empezar a maquillar un párpado inflamado necesitas un corrector un tono o dos por debajo de tu color de piel. Debes de extenderlo bien y evitar usar excesiva cantidad. A continuación, con una crema hidratante con color podrás igualar el tono con el resto del rostro.

Usa una sombra oscura en la zona que está más inflamada para dar sensación de párpado hundido. Si el maquillaje es para la noche, el efecto ahumado será tu mejor aliado. Si es un maquillaje de día, usa una sombra más oscura junto a las pestañas y más clara en la zona superior del párpado. El eyeliner y el rimmel te ayudarán a disimular todavía más la inflamación.

Por último, procura destacar tus labios un poco más que de costumbre, así estos captarán más atención y los ojos quedarán en un segundo plano.

Búsquedas relacionadas: