Las plantas y las flores son elementos muy decorativos tanto para el interior como para el exterior de la casa. Una bonita planta con flores en una cómoda o un arbolito pequeño en el hueco que queda entre los sofás le darán a la habitación un aire fresco y renovado. Si eres poco manitas o no tienes suficiente tiempo para dedicar al cuidado de las plantas te recomendamos que compres plantas de interior resistentes, ya que la mayoría de exterior seguramente ya lo sean.

Para espacios donde haya grandes huecos las plantas grandes o pequeños árboles dan sensación de majestuosidad.  Una planta muy bonita de interior y resistente es el Ficus Benjamina, muy utilizada en los hogares. El cuidado de esta planta es muy sencillo, ya que tolera bajos niveles de humedad y luz y las altas temperaturas. Puede que nada más comprarla y llevarla a casa pase un tiempo hasta que se aclimate a su nuevo hogar, pero después será una planta fuerte que te durará mucho tiempo y si la trasplantas se hará lo grande que quieras.

A los más naturalistas seguro que les gusta tener una planta de interior resistente con propiedades beneficiosas para la salud. Si es así os recomendamos comprar una Aloe Vera, no es de las plantas más estéticas que encontraréis en el vivero, pero sí una de las que os aportarán propiedades curativas para los dolores musculares, picaduras de insectos, llagas, cortes o quemaduras. Se trata de una planta de riego escaso que se puede colocar por ejemplo en la cocina o en el salón.

Por último, para los más supersticiosos está la Planta del Dinero una de las plantas de interior más resistentes que se puede poner sobre un mueble o colgarla de una cesta del techo. Se trata de una planta que le gusta el calor y que en verano necesita que la rieguen 2 ó 3 días a la semana y en invierno semanalmente.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.