Si tu vivienda no es muy luminosa y quieres decorarla con algunas plantas, te recomendamos algunas plantas de interior que necesitan poca luz.

 Gardenia

Esta bonita planta de interior es una de las que no necesitan mucha luz, es más es mejor ubicarla en zonas de semisombra y de vez en cuando colocarla en un lugar más luminoso. Además de ser muy resistente la gardenia es aromática y muy decorativa por sus tonos blancos y cremas. La Gardenia además es de fácil cuidado puesto que no necesita mucha agua.

Guzmania

La Guzmania es una planta de interior muy exótica y muy resistente. Esta planta necesita un ambiente cálido, pero donde no le dé la luz. Para que su preciosa flor dure más tiempo se puede pulverizar la planta de vez en cuando para que mantenga un ambiente húmedo. La Guzmania necesita que la rieguen al menos 2 ó 3 veces por semana.

Violeta africana

Esta planta de interior es una de las que necesitan poca luz y, además, la luz artificial le beneficia. Su aspecto es muy bonito y agradable, ideal para decorar cualquier rincón de la casa.  Sus flores moradas son suaves y delicadas.

Azalea

La Azalea es otra de esas flores preciosas de interior que no necesitan mucha luz. Su llamativo color y sus flores en forma de campana la hacen muy especial. Se puede encontrar en rosa, blanco, rojo y naranja en sus diferentes tonalidades.

Vriesea

La Vrisea es una planta de interior que necesita poca luz y se recomienda situarla en zonas de semisombra. Procede de America del Sur y América Central y se diferencia del resto por sus hojas en forma cóncava. Su aspecto exótico le dará un aire salvaje a la habitación donde se coloque.