Ideales para acompañar platos de pescado y carne, sobre todo si los servimos a la plancha, también pueden comerse tipo ensalada si les añades una latita de atún en aceite.

Ingredientes:

4 pimientos rojos grandes
2 dientes de ajo
Sal
Aceite de oliva

Preparación:

Encender el horno. Se precalentará a unos 200 º C . Luego lo pasaremos a unos 180º C.

Se colocan los pimientos en una bandeja que introducimos en el horno (preferiblemente en la bandeja de en medio), dándoles de vez en cuando una vuelta. Dependiendo de la clase de pimientos a los 30-40 minutos deben estar hechos.

Los sacamos y envolvemos por separado, dejándoles reposar unos 10-15 minutos. Es importante hacerlo para poderlos pelar mejor. Para envolverlos puede utilizar papel de periódico ya que mantiene muy bien el calor.

Para pelarlos es conveniente tener un cuenco con agua cerca. Será útil para dejar las semillas y la piel del pimiento que a veces se pega a los dedos.

Una vez vez que están pelados, se abren por la mitad y se retiran las semillas, cortar tiras a lo largo y colócarlas en una fuente.

Añadir los dientes de ajo picados, sazonar. Por último, echar un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.

Autor: Diane. Blogger desde 2006 es una apasionada de la cocina, aunque también le interesan los temas de New Age, Maternidad, Salud y Bienestar y Hogar.