Hasta ahora todos conocíamos el famoso Photocall donde los famosos posaban delante de un panel lleno de marcas importantes que iban a patrocinar. Este concepto se ha llevado al mundo de los eventos creando el llamado “Photobooth”, un panel que en vez de plasmar logotipos de marcas, tiene un diseño especial sobre el evento que se va a celebrar. Por ejemplo, un cumpleaños, unas bodas de plata, un aniversario…

Los photobooth sobre todo se han trasladado a las bodas y lo han hecho de una forma muy original y divertida ofreciendo diseños  de lo más variopintos. Quienes optan por una boda de estilo vintage preparan un photobooth de este estilo, que cuenta con detalles de los años 40, 50 o 60 donde el estilismo recuerda a antaño. En este tipo de escenarios se suelen utilizar puertas viejas restauradas para darle un aire más decandente a la decoración.

photobooth

Los más modernos optan por hacer un panel más divertido y desenfadado, preparan complementos de disfraces e invitan a los invitados a que se los pongan y posen de forma divertida. Normalmente las fotos se suelen realizar tras el convite donde el ambiente es más relajado y festivo entre los invitados.

Otra posibilidad es crear un escenario con motivos que tengan que ver con los novios, por ejemplo si son moteros se podría reconstruir su moto en cartón para que todos los invitados posarán encima de la moto. También se pueden hacer marcos de foto donde los invitados posen dentro o fotos de estilo polaroid. Hay cientos de posibilidades a cada cual más original.

Por último otra alternativa es contratar un fotomatón donde los invitados sólo tengan que pulsar un botón para hacerse una foto y recibirla impresa en pocos segundos. Son muchas las empresas que se dedican a ofrecer este tipo de servicios.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.