Este plato es ideal para impresionar a unos invitados a los que les guste pensar que son especiales (vale esto es pura ironía), lo que quiero decir de verdad es que esta receta se sirve en los mejores restaurantes, el truco consiste en que puedes rellenar las pechugas del foie-gras con el que das de merendar a tus fieras, o de uno de esos que solo compras cuando el jefe de tu marido viene a cenar y hay que quedar bien.

Ingredientes:

4 pechugas de pollo
150 gr. de foie-gras
100 gr. harina
1 cucharada de pimentón dulce
1/2 vasito aceite de oliva
Sal
Pimienta

Preparación:

Aplanar un poco las pechugas de pollo. Realizar un corte hondo en cada una. Por la parte más gruesa para formar un bolsillo. Salpimentar.

Aplastar el foie-gras con un tenedor y repartirlo entre las pechugas. Cerrar el corte con un palillo y espolvorear con el pimentón dulce.

Calentar el aceite. Pasar las pechugas por la harina ligeramente.

Freirlas hasta que estén completamente doradas.

Servir calientes.

Búsquedas relacionadas:

Autor: Diane. Blogger desde 2006 es una apasionada de la cocina, aunque también le interesan los temas de New Age, Maternidad, Salud y Bienestar y Hogar.