Ideal tanto para la merienda como el desayuno, el pan de leche gusta tanto a los mayores como a los niños.

Ingredientes:

500 gr. harina
250 ml. leche
50 gr. mantequilla
50 gr. azúcar
1 huevo
1 nuez de levadura prensada


Preparación:

Hacemos una “montañita” con la harina dejando un hueco en el centro de ella como si fuese un volcán. En el centro del volcán vertemos la leche templada, la mantequilla, el azúcar, la levadura y trabajamos de forma que vamos mezclando la harina poco a poco hacia el centro del volcán. En un momento tendremos todos los ingredientes mezclados y entonces deberemos amasar el conjunto hasta obtener una masa lisa y no pegajosa.

Dejamos reposar la masa durante 30 minutos para a continuación dividir en piezas de 50 gramos dándoles forma redondas o ligeramente alargadas. Pintamos la superficie de estos panecillos con una mezcla de agua y huevo y dejamos en un lugar templado a 50º C por espacio de 60 minutos para que fermenten y doblen su volumen. Posteriormente introducimos en el horno a 220 º C durante 20 minutos y cuando vayamos a sacar del horno volvemos a pintarlos con huevo para que queden con cierto brillo.

Búsquedas relacionadas:

Autor: Diane. Blogger desde 2006 es una apasionada de la cocina, aunque también le interesan los temas de New Age, Maternidad, Salud y Bienestar y Hogar.