oscars 2012

 

OSCAR 2012: El REGRESO AL CINE CLÁSICO.

La Ceremonia

Impecable, así condujo Billy Cristal la pasada ceremonia de los Oscar. Abrió como es costumbre con su número de incursión en las diferentes películas nominadas alternado skechts con los nerviosos actores que esperaban pacientes en sus butacas para escuchar su nombre para recoger el codiciado premio; mientras asistían, como el resto de público, al divertido número que uno de los mejores presentadores de la ceremonia .

Ton Hanks abrió una ceremonia en la que el recuerdo y el deseo de evocar tiempos pasados y dorados se hizo patente durante sus casi cuatro horas de duración. El hecho de que The Artist además de ser una joya que parece homenajear al cine de antaño de estrellas como Charles Chaplin o Buster Keaton, fuera la gran vencedora proporcionó la excusa perfecta para homenajear al séptimo arte: el Cine.

En su tarea de evocarnos a tiempos en los que la música era más importante que las palabras y que las notas musicales hacía de lenguaje con el que compartíamos penas y alegrías con los protagonistas, la ceremonia se encargó de dejarnos claro que son una fábrica de sueños: Se intercalaron varias series de vídeos con imágenes emblemáticas de películas taquilleras y clásicas, de esas que todos hemos visto y que nos encanta repetir una y otra vez, cintas como Lo que el viento se llevó, De aquí a la eternidad, etc)

Pero no sólo de vídeos vive la ceremonia de cine más importante del mundo, Hollywood lo sabe y como tal, nos lo mostró con la actuación del gran Cirque du Soleil por segunda vez en la historia de los premios con un espectáculo maravilloso de trapecistas y acróbatas dando vida a escenas dignas de ser consideradas séptimo arte.

En cuanto a los galardones parecía cantada que la pugna de The Artist y La invención de Hugo se saldaría con la victoria de la primera por goleada, pero no fue así exactamente, victoria sí, pero hasta las cinco de la mañana. Hugo se llevaba de calle cinco premios ganando por goleada a los técnicos de The Artist que veían como su intento de regresar al pasado se les escapaba de las manos quedando solo en eso: experiencia pasada. Hugo conquistó cinco Oscar muy justos: todos técnicos (fotografía, dirección artística, efectos visuales y sonido), excepto uno (montaje) que no fue a parar a la revelación o revolución francesa, sino la primera parte de Milleniun, dando así un toque de intriga a la pugna francesa-americana.

Fue precisamente Penélope Cruz, divinamente ataviada con vestido lavanda de Armani Privé, ( hecho especialmente para ella) y joyas de Chopard, con un peinado que recordaba a los años dorados de Grace Kelly), la que en compañía de Owen Wilson dieron el premio al lenguaje de The Artist, es decir: a su Banda sonora, haciéndonos recordar que hacía mucho rato antes habían conseguido el vestuario.

A partir de aquí todo cambio: The Artist se encumbró como lo que es: un Arte con mayúsculas. Alzándose con galardones como Mejor Película, (de manos de un elegante Tom Cruise; dirección para Michael Hazanavicius (entregado por Michael Douglas, ya muy recuperado de su enfermedad) y actor  (entregado por una hermosa Natalie Portman (ataviada con un precioso vestido rojo Vintage de Dior, que entro al escenario arropada por la música de Cisne Negro) para Jean Dujardin que no pudo evitar demostrar su alegría en su francés natal.

La presencia española se fue de vacío, pero con la sensación de las cosas bien hechas.

En la categoría de documental cabría destacar Savaing Face la historia real de un cirujano que vuelve a Pakistán a reconstruir y ayudar a las mujeres desfiguradas por culpa del ácido. Premio merecido y gran labor la este médico.

Los momentos más emotivos los protagonizaron varios de los galardonados por sus grandes y merecidas interpretaciones de este  año: Tal como la estupenda Octavia Spencer de seda y tul drapeados, de Tadish Shoyri, y zapatos de Jimmy Choo. Ella lloró y se emocionó y nos hizo a todos participes de su sensación trasladándola fuera de la pantalla y haciendo levantarnos de nuestros asientos para ovacionarla tal y como ocurría en la platea.

Otra de las grandes ovaciones de la noche se la llevó Chistopher Plummer, el inolvidable capitán de Sonrisas y Lágrimas, que a su 82 años (dos años  menos que la ceremonia, algo que se encargo de recordar) se llevó el Oscar al mejor actor de reparto por The Beginners, lo que le convertía casi en el más veterano en llevarse una estatuilla si obviamos el honorífico años atrás a Sidney Lumet.

La pugna en el mejor actor tampoco era tarea fácil: dos grandes actores y amigos Brad Pitt y George Clooney, contra el gran favorito. Esperaba que el rubio de larga melena sentado con la exuberante Angelina Jolie (que le miraba con una sonrisa de apoyo para una nueva decepción) obtuviera ya de una vez su merecida estatuilla y se la arrebatara no solo al favorito, sino a su gran amigo George.

Uno de los premios que más me gustaron y que de haber podido yo habría pedido que se lo repartieran entre tres fue el otorgado a Meryl Streep por La Dama de Hierro, en la que interpreta a una Margaret Thatcher que por momentos y gracias al maquillaje (también galardonado), crees tener enfrente.

Ella, no debía dudar mucho de que su gran rival Glenn Close iba a quedarse sentada, ya que se vistió de dorado Oscar para pedir emocionada unas divertidas disculpas tras haber consolado a la también estupenda Viola Davis por Criadas y señoras. Y ¿Cómo olvidar en esta categoría a Michelle Williams? Su interpretación de uno de los iconos más recordados del cine es digna de libro. No hay palabras. Una se pregunta, si no se podría hacer como años atrás cuando Jane Fonda y Barbra Streissand empataron a votos y se llevaron uno cada una. Ya veremos.

Para ir descargando adrenalina el ya célebre In Memorian al son de Over the rainbow, donde entre otros nos recordaron a Jane Russel, Elisabeth Taylor y la recientemente fallecida Whitney Houston. Esta última discutida por algún comentarista, pero su participación en una de las películas más taquilleras del cine y en una canción galardonada la hacían merecedora de un huequecito.

Genial el premio al guion de Los Descendientes y Midnight in Paris.

Para finalizar repetiré las palabras que se oyeron toda la noche: ¡Vamos al cine!

 

LAS MEJOR VESTIDAS:

Aunque esto suele ser relativo señalaré:

Gwyneth Paltrow

Esta es una de esas veces que acierta: Vestido largo de blanco inmaculado de Tom Ford  y capa a juego, realzaba su figura y la hacía ser una de las más elegantes.

Angelina Jolie:

Dos son los adjetivos para describir a esta mujer: Espectacular e impresionantemente delgada. No es que su vestido de terciopelo negro de Atelier Versace le quedara mal, es que le habría quedado mejor si lo hubiera rellenado algo más. Pero aún así me pareció divina con sus joyas de Neil Cane y Clutch de Mascaró.

 

Natalie Portman:

Enfundada en un Dior Vintage. Tras el escándalo del año pasado con Galliano, ha vuelto a la firma de la que es imagen pero con un  Dior creado por  Cristian Dior, en rojo y lunares negros. Perfecta.

Cameron Díaz:

De Gucci Prémier, calzando unos zapatos de Ferragamo y joyas de Tiffany & Co. Con volantes plisados al final y palabra de honor. Rivalizó en retaguardia con Jennifer López en la presentación de uno de los premios; perdiendo, claro está.

Enma Stone:

Una de las  pocas actrices con  peso en la  película Criadas y Señoras sin opción a premio- Vestida de Gimbattist  en rojo  con clucht y joyas de Luis Vuitton. Si no fuera por el enorme lazo del vestido. Muy bien.

El rojo fue un color socorrido y llevado también por Michelle Williams: guapísima con su vestido de tul de Vuitton. Entró acompañada de su amiga, la también actriz Busy Phillyps.

Tina Fey:

Famosa comediante de tv, iba perfecta en su Carolina Herrera

Otras a destacar: son Sandra Bullock de Marchella, de blanco y negro y cinturón dorado; Glenn Close de Zac  Pasen y Bérénice Bejó de verde menta, con incrustaciones en cristal y trasparencia, de Elie Saab. Joyas de Chopard y clucht de Swarosky.

oscars2012-Gwyneth Paltrowoscars2012-Angelina Jolieoscars2012_Natalie Portmanoscars2012-Cameron DiazOscars2012-Emma Stoneoscars2012-Tina Feyoscars2012-Sandra BUllockOscars2012-Berenice Bejo

 

LAS PEOR VESTIDAS:

Otra categoría complicada: destacaré en mi opinión a Rooney Mara de Givenchy; Jennifer Lopez con un nada discreto vestido de de Zuhair Murad, Jessica Chastain de Alexandre McQueen, de negro con bordados dorados y una eso sí, preciosas joyas de Harry Winston.,Viola Davis, el vestido y el pelo no la acompañaban.


oscars2012-Rooney Maraoscars2012-Jennifer Lopezoscars2012-Jessica Chastainoscars2012-Viola Davis

 

Artículo enviado por nuestra lectora  Mª Ángeles Mata.

Autor: Sarah. Periodista y escritora, madre y trabajadora a tiempo completo, mi pasión es escribir sobre diversos temas. He colaborado en varias publicaciones online y, en cuanto a los blogs, me gusta escribir sobre aquellas temáticas que reflejan mis intereses: Ocio, espectáculos, estilo de vida, celebrities...