Hoy no es que quiera plantear un debate sobre la estética en casa o fuera de casa…. Os podéis imaginar que soy partidaria de practicarla en ambos sitios,  porque no nos engañemos,  si queremos estar estupendas no podemos bajar la guardia.  Y no nos olvidemos que estamos preparando nuestro cuerpo para el verano para poder disfrutar de un precioso bikini. Con todo lo que eso implica e intentando paliar rápidamente  y antes de que llegue Navidad (para que no se nos acumule el trabajo) los excesos del verano.

Lo que hoy os quiero presentar es un sistema revolucionario: La radiofrecuencia de uso doméstico. Nada nuevo, salió al mercado hace ya algunos años. TRIPOLLAR es un aparato procedente de Israel completamente novedoso en algunos países, aunque en España lleva utilizándose desde hace unos años aproximadamente. Lo último en tratamientos estéticos no invasivos, la tecnología de radiofrecuencia de 3ª generación que hasta el momento se utilizaba únicamente en clínicas especializadas y ¡ahora está disponible para utilizar en casa!

Tiene dos versiones: facial (Tripollar Stop) y corporal (Tripollar Pose) y nos va a permitir reducir la celulitis y grasa localizada, reafirmar y tonificar la piel flácida y eliminar líneas de expresión y arrugas.

¿Qué es la radiofrecuencia Tripollar  de 3ª generación?

Los flujos de corriente de radiofrecuencia, dirigen el calor a través de cuatro electrodos, controlando la cantidad, intensidad y profundidad a la que se aplica. Así el calor, llega a las capas que hay que tratar produciendo al mismo tiempo una sensación de bienestar en la capa más externa de la piel. Licua la grasa y estimula la producción de colágeno en un 30- 40%.

¿Qué efectos conseguimos con la radiofrecuencia corporal (Tripollar Pose)?

Reduce el contorno corporal, la celulitis, las estrías y alisa y reafirma la piel devolviéndole firmeza y luminosidad. Se consiguen efectos en abdomen, cintura, glúteos, muslos y brazos.

Para obtener resultados hay que usar el aparato 2-3 veces por semana, de seis a ocho semanas en sesiones de 20 minutos.

El precio es de 395€.

¿Que efectos conseguimos con la radiofrecuencia facial (Tripollar Stop)?

Retarda y revierte los signos de envejecimiento, aumenta el tono y proporciona una piel más lisa y reafirmada. Elimina las líneas de expresión en zona de ojos, naso-labial y redefine el óvalo facial.

El aparato de fácil manejo hay que usarlo 2-3 veces por semana, de seis a ocho semanas en sesiones de 12 a 15 minutos.

El precio es de 295€

Ya os veo a todas preguntando, ¿quién las puede utilizar?

Todas las personas sanas, hombres y mujeres, ya que no tiene ninguna contraindicación, siempre que se sigan correctamente las instrucciones de uso y se sea mínimamente responsable.

No es que no me quiera mojar sobre la estética en casa o fuera de casa. Yo estoy a favor de la estética en el amplio sentido de la palabra y que cada una decidamos en función de nuestra vida y posibilidades qué opción es la mejor para nosotras.

¿Tu, que opinas? ¿En casa o en el centro de estética? ¿Te lo haces tú o te lo hacen?

Búsquedas relacionadas:

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.