Seguro que ya lo sabes, pero un básico que no puede faltar en tu armario es una camisa blanca. Una prenda que no solo puede servirte de comodín cuando no sabes qué ponerte, sino que puede ser la mejor pieza de tu look.

Este tipo de indumentaria aporta frescura a tu look, genera aspecto de limpieza y añade elegancia al instante, pero…¿realmente conoces todo sobre una de las prendas más útiles que podemos tener en nuestro guardarropa?

A pesar de que hoy nos parece una de las prendas más comunes, su origen se remonta al siglo 1500 a.C. Sin embargo, estas no tenían el patrón que hoy conocemos. Se trataba de una especie de túnica que se pasaba por la cabeza, hasta que posteriormente en el Imperio Romano se añadieron las mangas.

Su utilidad tampoco era la misma que actualmente, ya que únicamente se utilizaban como prenda para cubrir el cuerpo como si de ropa interior se tratase.

Del mismo modo, se trataba de una prenda que solamente podían permitirse las personas de clase alta ya que el coste era elevado. Algo que hoy nos puede resultar chocante ya que prácticamente en cualquier tienda podemos encontrar una de calidad media por menos de 20€.

Pinterest

Otro de los motivos de su alto coste era la dificultad de mantener ese blanco impoluto, solo reservado para aristócratas. De ahí que en muchas ocasiones se utilizasen cuellos postizos con el objetivo de reducir costes y únicamente lavar estos pequeños accesorios.

El formato de camisa abotonada tal y como hoy la conocemos se remonta al S.XIX en Inglaterra. Hoy en día las posibilidades son infititas: camisas tradicionales abotonadas entalladas o amplias, blusas con movimiento y caída, formas singulares y originales, crop tops…

0a21b29c96c8a59075dfdde69ef4ec74 84c7392f60eb5e430768e4e2d9ac2f95 0433647a8951c3b64617ac11406ed5f5

¡Imposible vivir sin ellas!

Autor: Sara Varas. Madrileña de 25 años. Periodista, Personal Shopper, Wedding Planner y Escaparatista. Entre sus pasiones principales está el mundo de la moda, la belleza y el lujo. Posee una sensibilidad especial para la caza de tendencias y el ámbito del estilismo. Entre sus otras pasiones se encuentra el cine y la fotografía. Se considera una persona responsable, comprometida y con muchas ganas de aprender. Para más información contacten con [email protected]