Miley Cyrus We Can't Stop

Poco queda de la estrella de Disney que se convirtió en ídolo de los más peques con su personaje de Hannah Montana. Miley Cyrus ha crecido, es mayor de edad y, la única opción para sobrevivir en el mundo de la música es evolucionar. De ídolo de niños a ídolo de adolescentes con fotos familiares pactadas, fotos algo escandalosas eliminadas y censuradas por no ser un buen ejemplo… En definitiva, el marketing que fabrica niños y niñas prodigio, con contratos llenos de prohibiciones.

El problema de los niños prodigio es que caen en el olvido. O evolucionan o son un mero recuerdo.  Miley Cyrus ha optado por convertirse en estrella del pop, al igual que Britney Spears, Christina Aguilera o Justin Timberlake. La cuestión no es la evolución en si, sino el cambio radical de la dulce Miley… Algo comprensible, por otra parte, teniendo en cuenta las conocidas exigencias de los contratos “Disneynianos”.

El pasado miércoles se lanzó su nuevo vídeo “We Can’t Stop” y el resumen es que el vídeo en cuestión ha despertado admiración y rechazo al 50/50. La nueva Miley Cyrus, con un look a lo Annie Lennox y un estilo musical que muchos califican como un mal mix de Ke$ha y Rihanna no desperdicia ni un segundo del vídeo para demostrar que es una chica mala  mostrando dientes, sacando lengua, mezclando ositos de peluche con escenas en las que presume de trasero, escenas “ambiguas”… ¿Es necesaria tanta parafernalia erótico-festiva para quitarse de una vez el sello Disney?

En su defensa hay que reconocer que la canción no está nada mal, es bailable, pop… Y en la música, al igual que en la moda, también hay tendencias. ¡Las chicas buenas van al cielo y las malas a todas partes!

¿Qué os parece el cambio radical de Miley Cyrus?

Miley Cyrus – We Can’t Stop

Autor: Sarah. Periodista y escritora, madre y trabajadora a tiempo completo, mi pasión es escribir sobre diversos temas. He colaborado en varias publicaciones online y, en cuanto a los blogs, me gusta escribir sobre aquellas temáticas que reflejan mis intereses: Ocio, espectáculos, estilo de vida, celebrities...