Tras el banquete de la boda comienza la música y los invitados junto a los novios pasan a una parte donde todo es más informal. En este momento es cuando se prepara el photocall con los disfraces, la mesa de firmas y la mesa de dulces. La mesa de dulces es una de las novedades que se ha traído a España en los últimos años, ya que su tradición procede de América.

La idea es que mientras los invitados lo pasan en grande puedan tomar algo de dulce a modo de “resopón” y terminar la fiesta con un dulce sabor de boca. Este tipo de mesas de chucherías tienen la característica de ser al mismo tiempo decorativas. Hoy en día los novios suelen inspirar toda la boda en una temática o un estilo, bien puede ser sobre algo que ambos tengan en común (una profesión, afición, gustos…) o en un estilo que les represente (rústico, romántico, vintage, rock…). Pues bien la mesa de chuches debe de trasmitir el mismo estilo que el resto de la boda.

mesa dulce amarilla

Lo ideal es que se prepare una mesa exclusiva para ello, según el estilo que se quiera los envases elegidos serán de un tipo u otro, para una mesa de dulce más formal serán mejores los tarros de cristal y para una rústica los envases de mimbre, las cestas y las paneras.

La mesa además no debe ser lineal, es decir, se debe de montar con diferentes alturas para que la impresión visual sea bonita. Normalmente se colocan los envases más altos al fondo y los más bajitos delante para construir una mesa a diferentes alturas. También se pueden emplear tarimas para resulte más espectacular.

Cada envase puede contener una tarjeta que bien tenga el logotipo de la boda o que indique el tipo de dulce o chuchería que hay en el interior. También se suelen emplear pequeñas pizarras para ello que resultan muy vistosas y quedan geniales.

mesa de chuches para boda

Para que los invitados no se manchen las manos al coger los dulces siempre hay que disponer de pinzas y de unas pequeñas bolsitas para que coloquen las chuches y se las puedan llevar para comerlas mientas bailan o disfrutan de la buena compañía.

Es importante que las chucherías tengan la misma paleta de color o que sean de colores similares a los del resto de la tarjetería (invitaciones, menús, seating plan, cartas de agradecimiento, etc.). Se puede avisar a los camareros para que rellenen los envases de chuches cuando vayan vaciándose hasta que al menos termine la barra libre y sea la hora de recoger.

Autor: Revista Feminity. Los artículos redactados por el equipo de Revista Feminity son aquellos que se refieren a las opciones y noticias sobre esta web, así como la edición de artículos enviados por usuarios a través de la sección COLABORA.