Cuando una mujer llega a los 45 años, y entre los 45 y los 55 años, sabe que va alcanzar el momento en que su cuerpo entre en la menopausia siendo la edad promedio los 51 años. Sin embargo hay casos en los que, antes que los 40 años de edad, la mujer entra en lo que se quiere llamar menopausia precoz o menopausia prematura.

Menopausia prematura o precoz

La menopausia precoz suele caracterizarse por tener una irregularidad en la menstruación que tienden a ser más fuertes conforme los períodos menstruales se producen con menos frecuencia de tal forma que puedes estar un par de meses sin menstruación y el tercero venirte demasiado fuerte para después volver a aparecer al mes siguiente o al cabo de equis tiempo.

Existen otros síntomas que son iguales que la menopausia normal y podrán incluir dolores de cabeza, cambios de humor, sequedad vaginal, insomnio, baja autoestima, dolor al mantener relaciones sexuales, inflamaciones en la vagina o en el útero,….

Existen dos causas comunes para que una mujer entre la menopausia precoz, una de ellos es el fallo ovárico prematuro, es decir cuando los ovarios comienzan a funcionar mal; la otra causa que puede ocurrir para que tengas menopausia precoz es una histerectomia, la extirpación de los órganos genitales femeninos, ovarios, trompas de Falopio y útero.

También puede ocurrir cuando se trata a una mujer con radioterapia o quimioterapia y por supuesto también puede ocurrir genéticamente, por infecciones virales o por causas desconocidas.

Es importante saber que no existen tratamientos para salir de una menopausia precoz y lo siguiente de la menopausia precoz es la menopausia propiamente dicha. Si esto ocurre has de saber que tienes que cuidarte mucho más porque tienes mayor riesgo de sufrir problemas de salud como son la osteoporosis o las enfermedades del corazón.

Sin embargo no te desanimes porque no es el fin del mundo, sino una etapa más de tu vida.