Conocida como el remedio natural contra el insomnio, la hormona de la oscuridad y recientemente vinculada a la lucha contra el cáncer de mama. La melatonina es la hormona que se encarga de sincronizar nuestro organismo cuando estamos durmiendo. Dicho de otra manera, el aceite que engrasa la maquinaria de nuestro reloj biológico. El cronotipo de las personas realiza una clasificación en función del sueño: madrugador, trasnochador o intermedio. Cada uno tiene un ritmo distinto y el cambio de la noche al día y viceversa se produce a distintas horas.

Melatonina: qué es y para qué sirve

Se trata de una hormona producida por la gándula pineal en el cerebro. La melatonina está directamente relacionada a la cantidad de luz que estamos expuestos. Se estimula en la oscuridad y cuando disminuye por la mañana ayuda nos ayuda a despertarnos. La liberación de la melatonina se produce alrededor de 90 minutos después de quedar dormido en una habitación a oscuras. Tras la disminución de la luz ambiental alcanza su pico máximo entre las 2 y las 4 de la madrugada aproximadamente, aunque dependerá del ritmo de cada persona.

Su función principal es la de provocar el sueño y regular el reloj biológico de nuestro organismo. Conforme las personas se hacen adultas disminuyen los niveles de melatonina. Esto significa que los jóvenes necesitan más horas de sueño que las personas adultas. A partir de los 35 años, como ocurre con otras hormonas, decrece de forma natural.

Melatonina para dormir

La melatonina se ha posicionado como la píldora más natural para conciliar el sueño. De hecho se utiliza para tratamientos contra el insomnio. Cambios de rutina, personas que trabajan por la noche o que viajan de forma habitual recurren al consumo de esta hormona para dormir mejor. Si se toma durante un corto periodo de tiempo es efectiva para mejorar la calidad del sueño. En definitiva, para mejorar la calidad de vida. Eso sí, los suplementos de melatonina deben considerarse únicamente bajo supervisión médica.

Alimentos ricos en melatonina

La síntesis y liberación de la melatonina se produce a través de un aminoácido: el triptófano. Por ello, llevar una dieta rica en triptófano mejora la producción de esta hormona cada 24 horas y facilita la calidad del sueño. Los alimentos ricos en melatonina son tomate, maíz, plátano, arroz, naranja y avena.

Algunos estudios indican también que puede aumentar su producción mediante vitamina B6. Entre los alimentos principales en este sentido destacamos: avellanas, pistachos, ajo crudo, atún, bacalao o lomo de cerdo magro, entre otros.

Melatonina: efectos secundarios

Pese a tratarse de una sustancia natural, de las menos tóxicas que se conocen, presenta algunos efectos secundarios. Consumida en altas dosis puede provocar somnolencia, dolor de cabeza y diarrea. Otros efectos secundarios son:

  • Puede llegar a provocar hipotensión arterial. En caso de estar recibiendo medicación contra la hipertensión exige un control más exhaustivo. También puedes llevar a cabo recomendaciones para bajar la tensión arterial.
  • Aumenta los niveles de colesterol en sangre, por lo que no se recomienda para personas con problemas cardiovasculares.
  • No se recomienda tomarla antes de conducir ya que además de sueño puede provocar reflejos más lentos.

No obstante, según la FDA, durante sus primeros cinco años de venta en Estados Unidos no se registraron efectos secundarios graves.

Beneficios melatonina contra el cáncer de mama

Según una investigación de la Universidad del Estado de Michigan (EEUU), la melatonina reduce el crecimiento de tumores de cáncer de mama. Los investigadores consideran que la falta de esta hormona, fruto del ritmo acelerado de la vida actual, aumenta el riesgo de cáncer de mama en las mujeres.

Autor: xexu.