Después de un par de días de juicio, sigue sin saberse donde esta el cuerpo de Marta del Castillo. Los implicados cambian de versión de hora en hora y mientras Miguel Carcaño acusa a Samuel Benítez de complice, Samuel Benítez se desmarca tildando a Miguel Carcaño de mentiroso.

Mientras la familia de Marta del Castillo sigue viviendo el infierno de no saber donde esta el cuerpo de su hija.

Y es que a estas alturas me parece indignante que estos “niñatos” sigan burlandose de todos nosotros.
La muerte de un hijo es el trago más duro y amargo por el que tienen que pasar unos padres, si además le añadimos el hecho de ser una muerte violenta, más angustia lleva a la familia, pero el no saber donde esta el cuerpo ya es la agonia mayor.

Los padres de Marta del Castillo han demostrado su entereza durante todos estos años desde la desaparición de su hija, pero tiene que ser muy duro, estar presente en el juicio y ver como los inculpados se pasan la pelota de unos a otros sin aclarar nada.

Y es que esta sociedad actual cada vez más deshumanizada nos lleva a que el caso de Marta del  Castillo no sea único. Me parece increible que un sospechoso de asesinato pueda jugar de esta manera con los sentimientos de una familia que ha pasado por semejante trauma y no se pueda hacer nada para conseguir la verdad.

A día de hoy y así como están las leyes, matar a alguién sale muy barato, si no me equivoco aquí en España la condena máxima son 30 años, que en la mayoria de los casos nunca se cumplen, buena conducta, etc. hacen que se vaya restando tiempo y al final (en el caso de Marta del Castillo) si se les declara culpables pasaran 10 ó 12 años en la carcel y ya esta.

Mientras la familia seguira sufriendo por la perdida de uno de sus miembros y si las cosas no se aclaran, sin poder llevar unas flores a la tumba de Marta.

Autor: Diane. Blogger desde 2006 es una apasionada de la cocina, aunque también le interesan los temas de New Age, Maternidad, Salud y Bienestar y Hogar.