mariah carey aspen

 

Pensábamos que la maternidad habría cambiado a Mariah Carey otorgándola cierta madurez y sensatez. Pero nos equivocamos. La cantante, que como cada año pasa las fiestas navideñas en Aspen, acudió con su marido Nick Cannon a la joyería de su madre, Joan Boyce.

A Mariah Carey le encanta lucir cuerpo, por muy bajas que sean las temperaturas. Este año, a diferencia de otros,  no ha enseñado escote pero, eso sí, no le faltan los taconazos.  Y como diva que es, le encanta que le le sirvan champagne cuando va de compras a tiendas exclusivas (en realidad, bebe vino hasta en la playa, aunque esté nadando), máxime si la tienda es de su madre.

Su esposo, que más que su esposo  parece su guardaespaldas, se colocó un pasamontañas y se  preocupó de sujetar a Mimi mientras ésta sonreía a la prensa , encantada de la vida e intentándose sostener sobre esos taconazos, nada recomendables para suelos nevados.

Mariah Carey, que suele colgar en Twitter fotos de sus perritos y deja a Nick el papel de padre, no avanza. No. Esta chica, no progresa. Lo que sí aumenta es su cuenta bancaria ya que estas fiestas suena por todas partes su canción “All I Want For Christmas Is You” y los royalties son muy jugosos.

 

Autor: Sarah. Periodista y escritora, madre y trabajadora a tiempo completo, mi pasión es escribir sobre diversos temas. He colaborado en varias publicaciones online y, en cuanto a los blogs, me gusta escribir sobre aquellas temáticas que reflejan mis intereses: Ocio, espectáculos, estilo de vida, celebrities...