Cuentan por ahí que si una persona liga en Nochevieja, tendrá un año de éxito amoroso asegurado. ¿Nos lo creemos? Por si acaso, nos hemos puesto manos a la obra y aquí te presentamos el manual exprés de seducción. Así que lee atentamente las siguientes páginas, inspírate y… ¡suerte!

El arte de seducir No empieces pensando que el físico es lo que más importa porque, precisamente, la belleza es sólo un elemento más en la seducción. ¿Has eliminado ya esta idea de la cabeza? Pues ahora deshazte de otra: que son los chicos los que tienen que entrarnos.

Los tiempos han cambiado mucho. Y, de hecho, está comprobado que los chicos cada vez valoran más que las chicas tengan iniciativa y den el primer paso. Por ejemplo, una encuesta realizada en Match.com, portal líder para buscar pareja, demostraba que el 96% de los chicos prefería que ellas dieran el primer paso, aunque el 52% de las mujeres consideró que eso era cosa de hombres. Ya ves, somos nosotras las que tenemos que deshacernos de ese topicazo. Y ¿qué hay de malo en comenzar tú la conversación? Teniendo esto claro, ahora ya te puedes empapar de todo lo que hay que saber para quedarte con el personal.

CAPTA SU ATENCIÓN

La mirada

Con una buena mirada tendrás el 70% hecho. Antes de dar ningún paso hay que asegurarse un buen contacto ocular. Mírale insistentemente, pero no te plantes delante de él y te quedes observándole. Si vuestras miradas coinciden, está funcionando: ahora ya sabe que estás interesada en él.

La sonrisa

Para empezar, hay algo de ti que le ha atraído, porque él también te mira. Viene el momento de la prueba de fuego: sonreírle. Atenta a su reacción: a) Si pone cara de póquer, o aparta la mirada, ¡ups!, esto no funciona. b) Si te devuelve la sonrisa… Vas viento en popa. Seguramente le gustas.

Saber escuchar

Very, very important; escucha lo que te cuenta. Sí, sabemos que está muy bueno. Pero, en serio: escúchale, y que se te note interés por lo que te cuenta. Él percibirá tu interés y se sentirá a gusto hablando contigo. Sentido del humor y tema de conversación.

Es muy importante coincidir en el sentido del humor, sé perspicaz sin forzar nada. Dejar caer alguna gracia durante la cena puede ser de gran ayuda. Y que note que sus bromas te hacen reír. Pero nada de carcajadas a lo Joker, please. En cuanto al tema de conversación, que no te apure si se hacen silencios, es súper normal. Lo que sí es importante es que tengas temas y capacidad de reacción.

Seguridad y autoconfianza

Todos los pasos que des, con seguridad. Sabemos que cuesta ser decidida y segura, pero el esfuerzo vale la pena porque ganarás mucho. Y si no, piensa: ¿Cuántas veces has visto a la típica fetilla que va de tía buena y se los lleva a todos? Porque está convencida y va confiada.

Gestos

Tocarle suavemente el brazo cuando vayas a hablarle al oído, o coger su mano mientras te da fuego, le harán entender que te gusta. Baila como te salga, pero nada de toques exagerados de cadera ni intentes llamar su atención saltando en la pista. Si llevas toda la noche desplegando todos tus sentidos sin resultados, pasa de él pero ya.

UNAS ACLARACIONES…

No existen trucos universales sino que cada persona tiene sus tactiquillas para seducir. Pero no hay que perder naturalidad en ningún momento. No únicamente importa la belleza, los chicos no sólo buscan una tía para pasear; si te topas con alguno de éstos: go! porque son unos superfi ciales de cuidado. Se puede seducir con la inteligencia, el tono de voz, la feminidad, la picardía. Piensa que seducir a un chico también depende de cómo sea él, a uno le seducirás de una manera y a otro, de otra. Y siéntete segura, porque si no te lo crees ni tú, él se lo va a creer todavía menos.

¿PERO DÓNDE?

Cualquier lugar puede ser bueno para seducir. Según la encuesta realizada por Match. com, más de la mitad de los chicos –el 51%– prefiere conocer a alguien en las fiestas de [email protected], siendo la segunda opción, pubs y discos. ¡Te viene genial! Lo ideal, divino total, sería que cenarais juntos (rollo con tus colegas) y luego fuerais todos a la disco.

En la cena

PROS: Podrá conocerte mejor, te oirá claramente cuando hables y te verá con luz. CONTRAS: No se creará tanta intimidad.

En la disco

PROS: Es más fácil porque hay mucha más predisposición al ligue. CONTRAS: No hay tanta luz, los rasgos se difuminan y no es fácil mantener una conversación con la música a todo volumen.

TÉCNICAS

No te las tomes al pie de la letra, dejarías de ser natural y se te vería forzada y artificial. Pero quizás encuentres una de la que puedas tomar ideas, o que las combines para dar con tu fórmula secreta. Aquí las tienes:

DE LA DESCARADA

En la cena: Es una oportunidad como otra cualquiera para tirar la caña. Qué más da si hay más gente delante o si hay luz, aquí se seduce por la labia, sé elocuente, simpática e interesante. Y para las uvas… vas y le plantas un pico. A ver su reacción.

En la disco: Has de tener las cosas bien claras y ningún reparo en entrarle a un tío. Primero, un par de miradas infalibles; luego, un acercamiento directo y remata pidiendo que te invite a tomar algo. A la mínima predisposición, sorpréndele con un beso.

DE LA INOCENTE

En la cena: ¿Sabes lo de las mata callando? Pues eso, vas de tímida, ojo, que no tonta, pero le regalas unas miradas dulces, y a la vez te muestras enigmática.

En la disco: Juega con las miradas, quizás no te atrevas a entrarle, pero haz que se muera de ganas por conocerte. Cuando te hable, déjale que él te vaya descubriendo. Se morirá de ganas de besarte.

DE LA GRACIOSA

En la cena: Sé ingeniosa, pero suelta las gracias justas, no regales ninguna y, sobre todo, que no te vean como a una amiga.

En la disco: Lánzate a hablar con él y que flipe con lo guay que eres. Una mirada de niña mona ayudará a fulminarle.

DE LA CASTIGADORA

En la cena: ¿Te dicen que tienes muy mala leche? Ésta es tu técnica, ir de borde. En la cena, no tienes ningún inconveniente en pegar cortes o en llevar la contraria. Si el chico es masoca o de los que se empeñan en conquistar a la que pasa de ellos, cae. En la disco: Ante un piropo o un intento de conversar, un “estoy con mis amigas”, le dejará KO. Un apunte: si él te interesa, muestra simpatía en algún momento de la noche.

Y ADEMÁS… MODA Y MAQUILLAJE

Moda

Elegir bien el modelo es súper importante. Por eso, piensa que: No es Carnaval, por mucho que se lleve el dorado y el plateado, no seas horterilla. Mejor sugerir que mostrar, se puede ir sexy sin ir marcando… Elige los colores que te favorezcan (a estas alturas ya los sabrás). Conoce bien tu cuerpo: si tienes un pecho bonito lleva escote, si las piernas son tu fuerte, elige una mini, etc. No abuses ni apuestes por las tendencias de temporada más arriesgadas, total ellos no entienden. Ve sencilla pero glamourosa.

Maquillaje

Es muy importante porque puede ensalzar tu mirada o hacer tus labios irresistibles. Por eso, pon especial atención: Si te maquillas mucho los ojos no apuestes por una barra de labios potente. O resaltas ojos, o labios. No trates de hacerte cosas demasiado especiales: si no dominas el eyeliner, ya lo intentarás otro día. Si tienes piel grasa, aplícate una base de maquillaje matificante para evitar brillos inoportunos. Utiliza una máscara de pestañas resistente al agua, y… ¡aguantará durante horas!