Es posible que no lo sepas pero dentro del mundo de las maderas existen dos tipos de maderas, las maderas blandas y las maderas duras.

Las maderas blandas se caracterizan por ser un tipo de maderas que tienen facilidad para trabajarse con ellas. Sirven para fabricar tableros, instrumentos musicales o piezas de artesanía así como para su fabricación de muebles. Sin embargo, que no te extrañe su denominación de maderas blandas porque lo que es la dureza será igual o incluso mayor que las que se califican como maderas duras.

Si quieres saber algunos de los tipos de maderas blandas que hay en el mercado te diremos que el pino, chopo, ciprés, abeto, abedul o castaño son árboles de donde se obtiene madera blanda.

De todas ellas el pino es, en carpintería, de lo que más se usa porque no tienen apenas problemas a la hora de trabajar con ellas si bien pueden surgir algunos problemas en cuanto al clavar o mecanizar algunos procesos pero cuando se hace un trabajo de carpintería manual el pino suele ser una de las mejores maderas blandas que hay.

Otra de la madera blanda que se está dando actualmente y que es muy apreciada para algunos elementos del hogar como son las ventanas, o las puertas, es la madera de cerezo americano. Uno de los mayores logros por el que es aclamado es por el color ya que tiene un color  oscuro rojizo que otro tipo de maderas no lo tiene y es la más solicitada en cuanto carpintería de alta calidad o bien una carpintería más decorativa.

Autor: Revista Feminity.