Vivimos en continua búsqueda del producto milagroso y natural, que nos solucione todos los males, que con sólo tomarlo tengamos una piel maravillosa, un cabello largo y sedoso, un cuerpo estilizado, firme y una salud inigualable; pero lamentablemente este producto no existe.

Con esa creencia de que un producto nos salvará de cualquier contrariedad, muchas veces confiamos más en los químicos o aquellos artículos que anuncian en tele y que prometen resultados inmediatos y sin esfuerzo, pero donde realmente debemos de hacer la apuesta es en la naturaleza, “para muestra un botón”, te enlistamos los beneficios ofrecidos por tres alimentos que tienen mucho en común:

Nopal

Contiene vitamina A, B, B2, clorofila, proteínas, calcio, potasio, fósforo, sodio y 17 aminoácidos esenciales y no esenciales.

Alto contenido en fibra que ayudan a un mejor funcionamiento del sistema digestivo y evita el estreñimiento.

Disminuye los niveles de glucosa en la sangre, por lo cual puede ser un valioso auxiliar en el control de los síntomas de diabetes.

Ayuda a reducir el colesterol y triglicéridos (ácidos grasos); eficaz para bajar de peso, una de las maneras recomendadas para lograr este propósito es tomar diariamente por las mañanas un jugo de naranja con nopal y apio.

Cuenta con antibióticos naturales que inhiben o evitan la aparición y proliferación de varias bacterias; por esa razón muchas personas utilizan cataplasmas de nopal para curar heridas e infecciones de la piel.

Propiedad anticancerígenas, el nopal contiene fibras dietéticas tanto solubles como insolubles que ayudan a diluir la concentración de células potencialmente cancerígenas que se presenten en el colón. De igual forma el nopal tiene una sustancia Opuntia máxima que ha sido estudiada y se ha encontrado que retrasa y detiene la expansión de las células cancerígenas.

Chía

Cuando estas semillas se combinan con agua, leche o yogurt produce una sensación de saciedad por más tiempo y ayudan a retrasar el aumento de azúcar en la sangre, esto gracias a su fibra soluble.

Son tan beneficiosas que las han denominado “Superalimentos”, ya que brinda dos veces la proteína que cualquier otra semilla, lo que aumenta la energía, fuerza y resistencia del cuerpo.

Al igual que el nopal regula los niveles de azúcar en la sangre, ayuda a eliminar el colesterol y a bajar de peso.

Gracias a sus aceites Omega 3, magnesio y calcio son auxiliares en cualquier tratamiento antinflamatorio.

Pueden ser consumida en ensaladas con los brotes de esta semilla, en forma de pan, agua, smoothies o licuados.

Sábila

Ayuda a sanar heridas, proteger, humectar y regenerar las células de la piel con lo que se verá radiante y joven. Además sus minerales ricos en lactato de magnesio, un inhibidor de la picazón, por lo que es común aliviar piquetes de mosquitos, insectos, acné, quemaduras de sol, alergias, etc.

Tiene propiedades anticancerígenas por su antioxidantes, antibióticas y antibacteriales; ayuda al tratamiento de resfriados, herpes simple, cólicos, calambres, irregularidad menstrual, ulceraciones, aftas, fatiga crónica e hipertensión; y además auxiliar en la desintoxicación del organismo y desaceleración del proceso de envejecimiento.

No sólo se usa en la piel, tabién puede actuar desde adentro a través de la toma de jugos, smoothies o licuados.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.