Hay dos tipos de personas en el mundo, las que toman Cola Cao y las que toman Nesquik, las que eligen Frenadol o Couldina y las que son fieles o infieles por naturaleza. Por cierto, he leído en un libro que la infidelidad no es circunstancial sino un rasgo de la personalidad, el que (o la que) ha sido infiel va a serlo más veces.

Bueno, a lo que íbamos, que es a los perfumes. Mi colega Helena ha realizado una pequeña encuesta en la redacción  para ver qué grado de fidelidad tienen los redactores con las fragancias. Y esto viene a propósito de que yo acabo de incorporar varias nuevas adquisiciones a mi colección de TREINTA aromas. Y todos los uso. ¿Pero cómo puedes utilizar tantos a la vez? se asombran todos. Pues sí, los uso todos. Según mi humor, el momento del día y la época del año. En el baño, los tengo agrupados por el color de sus frascos. Cuando hace calor, saco del armario los verdes y azules acuáticos y los pongo en la encimera, más a mano. En invierno, coloco los de tonos ámbar o rojos, más cálidos. E invento, otras combinaciones.

LOS FIELES. Pues siguiendo con la encuesta, el resultado ha sido el siguiente: De 30 encuestados, el 40 por ciento es fiel a un solo perfume y lo usa de la mañana a la noche y todos los días del año. Utilizan el mismo desde hace muchísimo tiempo. Por ejemplo, Ximena no admite otro que no sea CK One; Paola compra Zinnia, de Puig desde que era pequeña; Elvira se muere por Eau de The Vert, de Bulgari y Benedetta siempre huele a Escape, de Calvin Klein.

LOS INFIELES. Otro 38 por ciento se declara absolutamente voluble. Sus inclinaciones olfativas varían según el momento que vayan a vivir. La mayoría coincide en tener tres fragancias: la primera para cuando les da igual quien se vaya a acercar a ellos; la segunda, para las ocasiones especiales y más formales (una boda, una reunión familiar, una fiesta de empresa…) y la tercera –y para casi todos la más especial e importante– para el sexo. Por ejemplo, Clara Courel asegura que con Crystal Noir, de Versace, no hay chico que se le resista. Tiene algo que ver con las feromonas, dice. Para Helena, ese mismo efecto causa White Musk de The Body Shop. Lo ha comprobado.

LOS INDECISOS El 22 por ciento restante son un caso un poco especial. Si lo trasladaramos al mundo de las relaciones de pareja, sería un marido perfecto en casa pero que se come con la mirada a la vecina en el ascensor. O sea, que tiene un perfume fetiche, pero se pasan el día queriendo cambiar, sin encontrar nunca el ideal.

OLOR A NUEVA YORK Bueno, pues si pertenecéis al grupo de las infieles, os doy nuevos motivos para pecar: Bond No.9, una nueva colección de 23 eaux de toilettes «alternativos», para mujer, hombre y unisex, recién llegadas de Nueva York que además de un aroma maravilloso tienen una bonita historia detrás y un exclusivo frasco de diseño. Fueron creadas por la perfumista francesa, Laurice Rahmé, tras el atentado contra las Torres Gemelas para homenajear a su ciudad de acogida, creando un perfume por cada distrito: Broadway Nite, Central Park,Litte Italy, Wall Street, Madison Soirée, Park Avenue, Chinatown, Bryant Park, Andy Warhol Union Square… Cada uno de sus aromas te transporta a sus calles. Además, The Scent of Peace recoge el espíritu común de la urbe: la paz. El nombre de la colección se debe a la calle donde se ubica la tienda neoyorkina, en el número 9 de Bond Street. Si vas a N.Y. pásate por ella porque te encantará. Si no, puedes encontralos en perfumerías selectas y en algunos centros de El Corte Inglés a un precio que oscila entre los 125 y los 198 euros.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.