Los niños se inician cada vez antes en la tecnología. Hoy en día es normal ver a menores de 10 años utilizando un smartphone o una tableta electrónica con mayor soltura que un adulto.

Common Sense Media ha realizado por segunda vez un estudio entre niños de EEUU para analizar la situación actual con las nuevas tecnologías. Los resultados prueban que ha aumentado considerablemente el consumo de estos dispositivos entre niños durante los últimos años.

Los datos afirman que el 63% de los menores de ochos años ya maneja smartphone, y el 38% de los menores de dos años también lo utiliza. El uso de las tabletas electrónicas ha crecido hasta el 40%, y el reproductor de música un 27%.

Los niños no utilizan estos dispositivos para enviar o recibir llamadas, le dan más uso a las aplicaciones, juegos o visionado de películas. Además, estos aparatos están dejando de lado clásicos como los libros, ya que la lectura de la población infantil en dispositivos electrónicos ha aumentado en los dos últimos años de 4% a 30%.

Números sorprendentes que confirman que las nuevas generaciones no traen un pan debajo del brazo, sino un dispositivo electrónico.