Como hemos mencionado antes, la salud siempre será sinónimo de belleza. De hecho, hay quienes creen que la mayoría de los padecimientos que provocan síntomas visibles de hecho son antiestéticos para llamar la atención y que así sean atendidos con premura.

En esta teoría desde luego quedarían excluidos los parámetros que la moda considera bellos, ya que la extrema delgadez de las modelos no es saludable en la enorme mayoría de los casos.

Aterrizando en el tema, ¿existe alguna relación entre los antioxidantes y la belleza? Según lo que hemos planteado sobre que existe una relación entre salud y belleza, intentemos primero probar que existe tal relación.

Los antioxidantes, el envejecimiento y la oxidación

Aunque nunca es sencillo explicar fenómenos biológicos, partamos de la base que el envejecimiento es, en buena medida, la oxidación de las células (cualesquiera que éstas sean). Nótese que no es lo mismo oxidación (degeneración celular) y oxigenación (respiración celular).   Sin entrar mucho en detalles de química, bastaría con explicar entonces que la piel envejece, entre otras cosas, por oxidación. ¿Alguna vez os cayó jugo de limón y lo expusieron al sol? Toma una coloración café, eso es un proceso de oxidación y claramente no es estético. Ahora recurramos a otro ejemplo. Tomen un aguacate y pártanlo por la mitad. A una mitad exprímanle un limón y a la otra no. ¿Qué sucederá con ambas partes? Una se tornará café y la otra no. Esto es, una se oxidó (la parte que se oscureció) y la otra no (a la que le colocamos ácido cítrico). Esto es porque el ácido cítrico es un antioxidante muy poderoso.

¿Qué quiere decir que algo es antioxidante?

Sería fácil confundiros si decimos que el limón al sol se oxida y que luego el aguacate con limón no se oxida. Esto es porque no se está oxidando el aguacate, se está oxidando el ácido cítrico. Aunque se llamen antioxidantes que puede sugerir que no se oxidan, esto no es correcto. Por el contrario, esto implica que los antioxidantes son sustancias que se oxidan con tremenda facilidad.   En las reacciones de oxidación, siempre se oxidará primero la sustancia que tenga mayor tendencia a hacerlo, aun cuando se encuentre mezclada con otras sustancias que también puedan oxidarse. Hasta que no se termine la sustancia de mayor tendencia, no empezarán a oxidarse las demás. Por ello, el consumo de antioxidantes como el ácido cítrico (presente en frutas cítricas), ácido acético (vinagre), café negro, manzanas, aguacate, etc., son indispensables en cualquier dieta para mantenerse saludable y, por ende, radiante y bella.