Vivimos inmersos en una era que todo lo que toca lo digitaliza. ¿Recuerdas la última vez que compraste un sello para enviar una carta? ¿Cuándo fue la última vez que revelaste un carrete fotográfico?  Muchas son las funciones cotidianas que realizábamos en el mundo offline y que casi sin darnos cuenta hemos pasado a desarrollarlas íntegramente de manera online. Sin embargo, existen negocios tradicionales que más que convertirse en bastiones de resistencia frente a Internet han decidido hacer de este medio un canal que intermedie entre la tradición y las nuevas tecnologías de la comunicación. Empresas que son capaces de hacer llegar la artesanía y el arte al hogar con una enorme aceptación.

perro

Uno de los productos que ha despertado mayor interés en los consumidores de Internet durante los últimos tiempos es el de las cervezas artesanales. Su condición de alimento no perecedero y la gran variedad de microcerveceras surgidas a la luz de Internet han posibilitado a éstas gracias a la compra online el poder competir con las grandes cerveceras merced a sabores y elaboraciones únicas que han acabado convirtiendo al zumo de malta en un auténtico producto gourmet.

Y de los productos a los servicios. Aunque parezca paradójico, el auge de la fotografía digital o la presencia de redes sociales tan potentes en este aspecto como Pinterest o Instagram no ha hecho más que aumentar la demanda de los retratos por encargo, presentes en nuestra cultura desde tiempos inmemoriales. Se trata de retratos personalizados realizados por auténticos pintores que pintan a mano a partir de cualquier foto un fiel retrato utilizando las diferentes técnicas de pintura como lápiz, carboncillo, oleo o acuarela. Del taller a su casa.

Tan artesanal y exitoso como el anterior, en EEUU ya existen varias empresas que se han lanzado al mercado de la reproducción de piezas concretas de coches clásicos y antiguos que han alcanzado un alto impacto en un país con un alto nivel de mitomanía en lo que respecta a las vehículos fabricado décadas atrás, como es el caso de los cadillacs, los mustang, los Dodge Track o las clásicas furgonetas años 60.

Y existen más, muchos más: negocios de floristería con envío urgente; artesanía y cerámica de zonas tradicionales que llega a casa desde cualquier punto del planeta; frutas con denominación de origen capaces de cruzar fronteras; instrumentos musicales a medida del músico; cupcakes que salen de un horno directamente hasta los paladares. Si una cosa ha quedado patente con Internet es que es capaz de unir la artesanía con una demanda potencial que es capaz de revitalizar negocios y hacerlos competir con los más grandes.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.