Hay muchas parejas que, debido a su cuerpo, a enfermedades, constitución u otros problemas, son incapaces de tener hijos por sus propios medios y acuden a centros de inseminación artificial para conseguir ese sueño que tienen. El problema es que, algunas mujeres, se ven incapaces de cumplirlo con sus propios óvulos y necesitan los óvulos de otra persona que, junto con ellas, pueda dar vida a la magia del nacimiento. Para eso está la donación de óvulos.

Esta práctica e utiliza mucho en algunos países aunque en el caso de España no se conoce tanto. En otros lugares, como en Inglaterra, por ejemplo, son muchas las estudiantes que donan sus óvulos para pagarse de ese modo sus estudios y seguir adelante en la carrera que han escogido.

Y es que en este proceso hay que seguir varios requisitos muy estrictos para finalizar el proceso y hay que tener cuidado tanto de la mujer que dona los óvulos como de los propios óvulos para que no haya ningún problema en ellos. Es un proceso complicado y más duradero en el tiempo que en el caso de los hombres pues las mujeres han de someterse a más pruebas y analizar más la información psíquica y familiar de la misma, además de la física, para poder ser una buena candidata como donante de óvulos.

En cuanto a la remuneración sí que hay aunque dependerá del centro el que se pague más o menos. Sí que se paga más que a un hombre y se requiere de un periodo de descanso así como de un periodo más elevado para volver a donar óvulos de nuevo.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.